nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Iglesia utiliza el diezmo para construir casas para los sin techo

Tres albañiles también están involucrados en este proyecto, que trabajan de forma voluntaria los fines de semana para ofrecer un hogar para los creyentes más necesitados.

  • Iglesia    
  • 12 ene 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Para proporcionar vivienda a los fieles que no tienen donde vivir, la Iglesia Lagoinha de las Asambleas de Dios en Araruama (RJ) está construyendo de viviendas con el dinero de los diezmos y las ofrendas.

La decisión se produjo por parte pastor Fábio Mendonça, quien también es un sargento de la Policía Militar en la 25 ª CIA en Cabo Frio que participa de las construcciones.

Tres albañiles también están involucrados en este proyecto, que trabajan de forma voluntaria los fines de semana para ofrecer un hogar para los creyentes más necesitados.

Hasta el momento se han construido cuatro casas y ahora los voluntarios están trabajando en cuatro cocinas básicas que deberían estar listas antes del 12 de octubre.

Dos de estas viviendas serán entregadas a dos mujeres que duermen en la iglesia porque no tienen donde vivir. “Fui amparada en el momento más necesario, hoy tengo la seguridad de un hogar”, dijo Andréa Silva Rocha, uno de las beneficiadas del proyecto.

A pesar de todo el esfuerzo, el pastor ha sido criticado por otros pastores. “Algunos pastores me preguntaron si yo no estaba ‘ordenando’ trabajo duro. Si Dios hubiera pensado en el trabajo que los humanos le dan a Él en relación a la desobediencia de sus principios, el mundo no habría sido creado”, dijo el pastor a la radio 93 FM.

“Todo lo que hacemos en la vida nos puede causar problemas, usted no compra un coche, por ejemplo, pensando que el neumático estallarle un día, sino en el beneficio que tendrá con el vehículo”.

Mendonça, también envió un mensaje a las iglesias, diciendo que habrá que estar atentos a las necesidades de los fieles. “Hay iglesias donde la mayoría de los miembros no tienen necesidades financieras, pero siempre estarán aquellos que necesitan ayuda espiritual y aquellos que necesitan ayuda material”.