Asamblea de Dios EEUU se reconcilia después de 100 años por racismo contra un misionero

Thomas Barclay de UPCAG dijo en su sermón: “Dios nos ha puesto juntos, y esperamos algo nuevo de su parte” y agregó “Ya no vamos a estar más separados”.

  • Iglesia    
  • 24 feb 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Las Asambleas de Dios en EE.UU. (Assemblies of God) hace casi 100 años se negaron a apoyar a un misionero que quería ir a Liberia, simplemente porque este era negro.

El episodio llevó al misionero a fundar otra institución y casi un siglo después, Las Asambleas de Dios ha llegado a un acuerdo de reconciliación.

“Un importante paso adelante”, así lo destacó el sitio de la Asamblea de Dios (AG) anunciando que el acuerdo volvió a unir ahora la denominación pentecostal más grande en todo el mundo, con el Consejo Pentecostal de las Asambleas de Dios, una organización separatista creada hace casi cien años a causa del incidente.

En 1917, Alexander Horward en Chicago se acercó a las Asambleas de Dios Iglesia (AG) con una petición, él quería que la denominación le enviase a Liberia para trabajar como misionero. Pero los líderes en el momento de la AG se negaron a apoyar al misionero por su color de piel.

El incidente llevó a Howard a unirse a una de las iglesias afro-americanas en Nueva Inglaterra para luego formar el Consejo Pentecostal Unido de las Asambleas de Dios (UPCAG por siglas en inglés) en 1920.

Una vez unido a esta denominación, Howard fue enviado a Liberia, logrando fundar unas 18 iglesias en dicho país.

Ahora la situación ha cambiado por completo. Después de varias reuniones, las dos organizaciones llegaron a un proceso de reconciliación final comenzado hace cuatro años, cuando Thomas Barclay de UPCAG, se acercó a George O. Wood, superintendente general de la AG, después de sentir que era la tiempo del Señor para reparar esa brecha entre las dos instituciones, esta fue la explicación de Barclay tras un comunicado conjunto con Wood.

Según ha informado la revista Pentecostal Evangel, Wood, cuenta cómo llegó al proceso de reconciliación: “Pasamos por un proceso que duró cuatro años con el Consejo Pentecostal de las Asambleas de Dios, después de ser revelado lo ocurrido en 1919, que fue por causa del racismo en las Asambleas de Dios (AG)”.

Barclay y Wood, firmaron una membresía cooperativa la semana pasada, en la sede nacional de las Asambleas de Dios en Springfiel en el estado de Missouri.

El acuerdo establece que las congregaciones de UPCAG, pueden continuar operando de forma independiente si así lo desean, pero pueden disfrutar y beneficiarse de todo el apoyo, los recursos y el nombre de las Asambleas de Dios (AG).

Las minorías étnicas, latinos afroamericano y otros, representan más del 40 por ciento de los actuales miembros de las Asambleas de Dios en EE.UU., y los líderes esperan promover con esto un acuerdo de unidad entre el pueblo asambleísta.

Barclay, dijo en su sermón: “Dios nos ha puesto juntos, y esperamos algo nuevo de su parte” y agregó “Ya no vamos a estar más separados”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Charisma News