nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Iglesia sortea armas para atraer personas a sus cultos generando polémica en EEUU

El pastor McAlister, actualmente líder de evangelismo de la Convención Bautista de Kentucky dice que las iglesias necesitan atraer a los “no creyentes”, que son apasionados de la caza y tienen el derecho a usar arma bajo la ley del Estado.

  • Iglesia    
  • 6 mar 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Primera Iglesia Bautista de Lone Oak, en el Estado de Kentucky, creó una gran polémica al anunciar que sortearían durante un culto unas 25 armas además de una cena gratis.

Anunciado como una “celebración de fe y armas de fuego”, la iglesia realizará hoy 6 de marzo el evento y tendrá como invitado al pastor Chuck McAlister, un ávido cazador que será el predicador de la noche.

McAlister, es actualmente el líder de evangelismo de la Convención Bautista de Kentucky.

Para él, las iglesias necesitan atraer a los “no creyentes”, que son apasionados de la caza y tienen el derecho a usar arma bajo la ley del Estado. El periódico local, The Courier, dice que esta no es la primera vez que este tipo de evento se produce en la ciudad, descrita como una mezcla entre manifestación y reunión de oración.

“Hemos descubierto que el número de hombres “sin iglesia” están interesados en la cantidad de armas que vamos a sortear”, justifica McAlister. Según él el año pasado unas 1678 “profesiones de fe” ocurrieron tras unos 50 eventos similares.

En los Estados Unidos, hay una disputa política entre el gobierno de Barack Obama, busca una disminución en el número de armas que circulan en el país y en los gobiernos de los Estados donde históricamente, la gente siempre ha tenido la libertad de andar armada.

Obviamente, muchas iglesias están en contra de las armas y condenan la práctica de mezclar esto con momentos dedicados a difundir la palabra de Dios. El pastor Joe Phelps, de la Iglesia Bautista Independiente de Highland, ciudad vecina de Louisville, dijo que “es irónico usar armas para atraer a los hombres a escuchar un mensaje acerca de Jesús, que dice que abandonemos la espada”.

La pastora Nancy Jo Kemper, de la Iglesia Nueva Unión, denunció tales hechos como “una farsa”, y agregó que “sería terrible si una de estas armas distribuidas en una iglesia cause la muerte de una víctima inocente”. Ella dijo que esta práctica es casi un soborno, siendo “una parodia de lo que el evangelismo debería ser”.

McAlister, dice que está acostumbrado a la crítica, la defensa de su estrategia es simplemente como “el evangelismo de afinidad” que atrae a los hombres de Kentucky, acostumbrados a llevar armas. Para él, aunque el sermón incluye referencias a la caza deportiva, el objetivo es uno: ” Mostrar que sólo hay una manera para conocer a Dios a través de su hijo, Jesucristo”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Huffington Post