nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Adolescente británica revela cómo los Testigos de Jehová protegen a los violadores

La secta excomulga a quien disienta de su doctrina ortodoxa o cuestiona sus prácticas. Se desalienta el pensamiento independiente, que se considera que es de Satanás.

  • Iglesia    
  • 28 may 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

En un emotivo discurso a sus compañeros de clase, una estudiante que abandonó los Testigos de Jehová expuso el encubrimiento de la secta que permite el abuso y la violencia sexual infligida hacia las mujeres y silenciando a las víctimas, informa The Independent.

La chica recordó su propia experiencia con la iglesia y contó las historias de tres mujeres que fueron abusadas sexualmente y agredidas por hombres de la secta. Todos estos crímenes fueron cubiertos por el liderazgo de la organización y las víctimas fueron silenciadas o rechazadas de la comunidad, dijo.

Conteniendo las lágrimas, la jovencita le dijo a sus compañeros de clase que a ella le enseñaron que si estaban fuera de la “iglesia”, incluyendo a su padre, serían enviados al Armagedón.

Las mujeres, según la adolescente son la parte inferior de la jerarquía en la organización y son consideradas inferiores a los hombres. No sólo, no les permite enseñar a los hombres o hablar en público, sino que también deben obedecer a los hombres sin duda.

“No están para responder cualquier pregunta o tomar una decisión sino es hecha por un hombre”, dijo ella agregando: “Eso es una calumnia”.

La secta excomulga a quien disienta de su doctrina ortodoxa o cuestiona sus prácticas. Se desalienta el pensamiento independiente, que se considera que es de Satanás.

La revelación más perturbadora provino de las historias de tres mujeres, a quienes la chica conocía personalmente, no reveló sus nombres, pero ella dijo que estas fueron abusadas o violadas por miembros masculinos de la iglesia. Después de que se informó a los ancianos de la iglesia, fueron culpados por violencia y excomulgados o amenazados.

Una de las víctimas era madre de dos hijos. Después de años de abuso por parte de su marido, ella finalmente se divorció. Los ancianos de la iglesia, se apartaron de ella cuando fue en busca de ayuda, le prohibieron ver a sus hijos después del divorcio y dejaron a los niños para que fueran criados por su marido abusador quien fue un devoto Testigo de Jehová.

“Para empeorar las cosas a sus hijos se les enseña a no hablar con ella porque ella es el mal por aislarse de su ex marido y que no sabe nada aparte de esta religión. También tienen miedo de decepcionar a su padre y a su dios”, dijo la adolescente.

Otra mujer que fue violada y que se le informó a los ancianos de la iglesia, estos terminaron concluyendo que esto ocurrió porque se vestía de manera inapropiada. Para evitar ser “expulsada”, ella tuvo que retirar los cargos contra su agresor, renunció a su trabajo y tuvo que comenzar a vestir de manera más conservadora.

La niña concluyó su discurso diciendo que ella y su madre habían dejado la organización a un precio donde ahora son rechazados por la comunidad de la que solían ser parte.

Sin embargo, ella está convencida de que salir de la secta de los Testigos de Jehová fue una decisión correcta.

“Es una religión que predica el amor y la aceptación, pero la realidad es que todo es condicional. El amor y la aceptación solamente se extiende a los miembros que practican la obediencia absoluta y nunca cuestionan nada”, dijo.

“Esta religión destruye vidas, destruye familias y lo hacen en gran medida sin control”, resaltó la niña.