Bautistas del Sur no prohibirán más a sus misioneros hablar en lenguas

El hablar en lenguas está ampliamente aceptado y practicado en las iglesias bautistas del sur y existe un enorme crecimiento del evangelismo en América Latina, Asia y África, donde se acepta como normal hablar en lenguas.

  • Iglesia    
  • 18 may 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Convención Bautista del Sur (por sus siglas en inglés, SBC) ha señalado un fin de años de hostilidad hacia la práctica de hablar en lenguas en las nuevas directrices para los candidatos a misioneros.

La Junta de Misiones Internacionales de SBC (IMB) ha introducido requisitos estándar para sus misioneros, en sustitución de diferentes criterios para diferentes “caminos” de servicio.

Entre otros cambios, el IMB también ha cambiado sus reglas sobre el bautismo.

Anteriormente, los candidatos misioneros que se transferían de otra denominación debían ser bautizados por un ministro bautista del sur; pero eso ya no será el caso.

Otro cambio, es que las personas divorciadas –que previamente habían sido aceptadas para las asignaciones a corto plazo– ya no serán descalificadas automáticamente del servicio misionero a largo plazo.

El levantamiento de la prohibición de hablar en lenguas representa una política acordada hace 10 años. En el formulario de solicitud de IMB se indicaba que si un candidato utilizaba un “lenguaje de oración privado” significaba una descalificación automática.

El hablar en lenguas está ampliamente aceptado y practicado en las iglesias bautistas del sur y existe un enorme crecimiento del evangelismo en América Latina, Asia y África, donde se acepta como normal hablar en lenguas.

Sin embargo, en un artículo de Baptist Press acerca de los cambios, el presidente de IMB, David Platt dijo que “la sustitución de la política que se ocupa de las lenguas y el lenguaje de oración privado no significa que la cuestión de las lenguas no es importante para el trabajo de la IMB en todo el mundo”.

También dijo que el cambio de política no significa que las normas estaban siendo reducidas: “Uno podría imaginar a un hombre o una mujer con múltiples divorcios que también se dedican a prácticas carismáticas perjudiciales y se preguntan si esta revisión de la política ahora se abre a la posibilidad de que esa persona puede servir como un misionero de la IMB. Pero esto definitivamente no significa esta política”.

Platt dijo que los cambios alinean a la política de IMB más estrechamente con la declaración doctrinal de Fe y Mensaje Bautista del SBC y permitirán a más miembros de la CBS servir en el campo misionero.