nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Jesus A. Romero: “El mensaje sobre Halloween fue dirigido a nuestra congregación y no para el público en general”

La cuenta oficial de Facebook de Jesús Adrián Romero ha estado siendo atacada por una gran cantidad de usuarios cristianos que lo han cuestionado por estar a favor de celebrar Halloween (Leer: “Jesús Adrián Romero invita a cristianos a celebrar …

  • Iglesia    
  • 16 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

La cuenta oficial de Facebook de Jesús Adrián Romero ha estado siendo atacada por una gran cantidad de usuarios cristianos que lo han cuestionado por estar a favor de celebrar Halloween (Leer: “Jesús Adrián Romero invita a cristianos a celebrar Halloween (video)“). Un constante debate de comentarios a favor y en contra ha llenado las publicaciones de Romero quien se ha visto obligado a explicar sus dichos en su cuenta después que anunciara en febrero pasado que se retiraría de las redes sociales.

El cantante emitió un extenso comunicado justificando sus argumentos entre ellos que “no debemos satanizar la palabra pagano; el hecho de que algo sea pagano no quiere decir que sea malo”, dice y agrega que “el trabajo de la iglesia a través de los siglos ha sido sacar a la gente de su pecado y su esclavitud a la superstición y llevarlos a la luz, por eso cuando el cristianismo llegó al Norte de Europa se le puso el nombre de Halloween a la celebración y significa el día de todos los santos”.

“Los cristianos hemos dejado de hacer esto; lo que ahora hacemos es alejarnos del mundo en vez de redimirlo.

La realidad es que la celebración de Halloween no es lo que fue en sus inicios. Hay muy poca conexión entre la celebración antigua y la moderna, excepto la fecha”, dice Romero resaltando que la Halloween es una “fiesta familiar sana” y que en Latinoamérica reina la superstición y los cristianos latinos les encanta encontrar al diablo en todo.

A continuación publicamos el comunicado original de Romero:

¿Qué pienso sobre Halloween?

En las últimas 48 horas ha estado circulando un video en las redes sociales acerca de unas declaraciones que hice en relación a la celebración de Halloween.

Debo empezar diciendo que ese mensaje fue dirigido a nuestra congregación en Monterrey, y no para el público en general. Es decir: el mensaje era dirigido a un contexto específico, a una cultura específica y a una iglesia con una jornada espiritual específica.

Por si no lo sabías, no todos los cristianos pensamos igual, no todos tenemos la misma cultura y no todos tenemos el mismo nivel de conocimiento, de madurez o de crecimiento. Es por eso que el video no era dirigido a todos, pero ya que el tema salió a la luz, explicaré mi posición.

Esta explicación, aunque la hago pública en las redes sociales y muchos la verán, la dirijo específicamente a personas que genuinamente tienen preguntas. Al hacer mi mensaje público me expongo a que personas que no tienen preguntas y creen que ya lo saben todo, tomen mis palabras y las usen como munición en su cacería de brujas en mi contra, pero estoy dispuesto a hacerlo pensando en los primeros.

Hablando de mi postura acerca de Halloween:

Conozco la historia y el origen pagano de la celebración de Halloween. No soy ningún neófito en temas como éste, o en temas espirituales o de la Biblia. Pero, ¿Qué significa que algo tiene origen pagano?

Significa que surgió de una cultura o de personas que no creían en Dios de la manera en la que nosotros la hacemos.

No debemos satanizar la palabra pagano; el hecho de que algo sea pagano no quiere decir que sea malo. Muchas de las cosas que hacemos tienen origen pagano.

En mi comentario acerca de Halloween, comenté que los nombres de los meses del año así como los nombres de los días de la semana tienen origen mitológico y pagano, pero no los vamos a cambiar, sería algo absurdo.

Pero hablando específicamente de Halloween, esta celebración tiene origen pagano; su práctica empezó hace 2000 años en el norte de Europa como un ritual de superstición e ignorancia.

Los cristianos escriben mucho sobre el tema de Halloween, pero las fuentes antiguas que hablan de este tema son muy escasas. La naturaleza exacta de la festividad realmente no se conoce.

Se han encontrado escritos que hacen alusión a una celebración de la cosecha en la que supuestamente el mundo espiritual se abría y se podía tener comunión con los muertos, pero mucho de esto es especulativo por los escasos documentos que existen. Aun así, en las últimas décadas los cristianos se han vuelto expertos en este tema.

El trabajo de la iglesia a través de los siglos ha sido sacar a la gente de su pecado y su esclavitud a la superstición y llevarlos a la luz, por eso cuando el cristianismo llegó al Norte de Europa se le puso el nombre de Halloween a la celebración y significa el día de todos los santos.

Los cristianos hemos dejado de hacer esto; lo que ahora hacemos es alejarnos del mundo en vez de redimirlo.

La realidad es que la celebración de Halloween no es lo que fue en sus inicios. Hay muy poca conexión entre la celebración antigua y la moderna, excepto la fecha.

Yo he vivido en varias ciudades de Estados Unidos y en varias ciudades de México y tengo una idea muy clara de lo que Halloween significa para la gente.

La noche de Halloween se ha convertido en una fiesta familiar, una noche donde la gente sale en familia a su colonia disfrazados de diferentes maneras, divirtiéndose, pidiendo y repartiendo dulces con los vecinos; algo muy sano.

Somos nosotros los cristianos los que hemos hecho mucho más de esta celebración.

C.S lewis dijo: “Hay dos errores iguales y opuestos en los cuales caen los humanos en relación a los demonios. Un error es no creer en su existencia. El otro es creer y sentir por ellos un interés excesivo y no saludable”. 2a. Corintios 10:4-5.

Creo que los que piensan en Satanás y demonios en la noche de Halloween son los cristianos, los no cristianos “ni en cuenta”.

Por supuesto que hay algunos raros que se declaran satanistas y brujos y aseguran que es la noche de Satanás, pero son una minoría.

Me atrevo a decir que el 99% de la gente que celebra Halloween no tiene nada que ver con unos cuantos raros que ven esta noche como la noche del diablo.

Ningún padre de familia se reúne con sus hijos a hablar con sus hijos antes de pedir dulces y les dice: “Bien hijos, esta es la noche de Satanás y su demonios, ¡vamos a celebrarlo!”.

En Latinoamérica sigue reinando la superstición y nos encanta encontrar al diablo en todo. En vez de avanzar estamos retrocediendo y nos estamos convirtiendo en cómo era la gente hace cientos de años.

Según nosotros estamos peleando una guerra espiritual. La verdadera guerra espiritual tiene que ver con luchar en contra de conceptos equivocados que la gente tiene acerca de Dios, no en pelearte con la gente porque sale a pedir dulces.

Pablo dijo: “Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”.

La guerra espiritual tiene que ver con combatir argumentos y altivez en contra del conocimiento de Cristo. Compartamos el amor de Dios, el evangelio de la verdad; esa es la verdadera guerra espiritual.

Mi consejo a mi congregación es: No seas como los cristianos que el día de Halloween cierran sus puertas y se vuelven irrelevantes. Tenemos una excelente oportunidad para sonreír, saludar, y relacionarnos con nuestros vecinos.
Sé que hay líderes e iglesias que piensan muy parecido a mí, pero como no son tan públicos, no son tan criticados como yo. También estoy consciente que hay líderes que piensan distinto a mí, pero nuestras diferencias son en temas periféricos.

Al decir temas periféricos me refiero a que no son temas esenciales de la fe. Hay una tendencia en Latinoamérica de catalogar de herejes a aquellos que piensan distinto en temas periféricos, pero esto no es correcto. La herejía y la apostasía en su sentido estricto se atribuye a enseñanzas que van en contra de temas centrales de la Biblia, tal como la divinidad de Jesús, la resurrección, la salvación por fe, la trinidad, entre otros temas.

Amo a Dios y amo a la gente. Mi deseo es que la gente conozca a Jesús, y si al hacerlo me encuentro con que muchos cristianos me van a rechazar, estoy dispuesto a pagar ese precio.

Con amor

Jesús Adrián Romero