nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Etíopes caminan hasta 4 horas para asistir a la iglesia a pesar de la hambruna

La sequía y el hambre han tomado fuerza en muchos de ellos, quienes tienen que caminar durante largas horas bajo el sol.

  • Iglesia    
  • 14 ene 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ETIOPÍA.- Algunos cristianos en Etiopía caminan cuatro horas para asistir a un culto en la iglesia más cercana. El problema se vuelve aún peor, porque el país está pasando por una hambruna y la sequía cada vez es más pronunciada que ha hecho que muchos dejen de ir a la iglesia por falta de fuerzas.

“Muchos creyentes ya no tienen la fuerza para caminar tres o cuatro horas para asistir a la iglesia más cercana”, dijo el padre Gabriel Haile Meleku, vicesecretario general de la Conferencia Episcopal de Etiopía.

Según el hambre está llegando a más y más gente. “La situación está empeorando drásticamente. Las personas que están en riesgo ahora son ya dos millones más que el mes pasado, y ese número puede ser aún mayor de lo estimado”.

La Fundación de Ayuda a la Iglesia Necesitada, de la Iglesia Católica, donó más de 1.2 millones de euros para el trabajo en Etiopía y para ayudar a las 13 diócesis del país para hacerle frente a la sequía extrema que afecta al país. Este año la contribución debe ser mayor con el fin de ayudar a más de 10 millones de ciudadanos etíopes en riesgo de muerte.

Huyendo de la sequía y la hambruna, los etíopes están migrando internamente a zonas menos afectadas por problemas climáticos. Esto ha causado varios problemas, incluyendo que los niños no vayan a la escuela, además del riesgo de causar conflicto con los etíopes que ya residen en el lugar por la llegada de migrantes.