Secta crece y gana más de un centenar de pueblos de Brasil

Una ex asistente de la secta dijo que le prohibieron hablar con los hombres y si en caso de incumplir con la regla las mujeres son obligadas a arrodillarse durante toda la madrugada.

  • Iglesia    
  • 15 feb 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL.- Más de un centenar de pueblos del Alto Solimões, de Amazonas, ya son parte de Recuerdo de la Santa Misión (RDSM) una secta católica-mesiánica fundada en 1972, su fundador fue el predicador José Francisco de la Cruz quien nunca consiguió convertirse en un sacerdote ordenado.

La secta impone reglas estrictas para sus miembros, incluyendo restricciones a las fiestas, el alcohol además de negarles los derechos a las mujeres.

Un ejemplo es que las mujeres no pueden entrar en la iglesia cuando están menstruando.
Sin embargo, la RDSM pide una donación del 10% de todo lo que tiene una persona, quien no puede donar el diezmo de su salario, debe donar bienes materiales tales como radios, un animal, cualquier cosa o su propia fuerza de trabajo.

Una ex asistente de la secta dijo que le prohibieron hablar con los hombres y si en caso de incumplir con la regla las mujeres son obligadas a arrodillarse durante toda la madrugada.

“Eso no existe más, pero las miembros no pueden usar pantalones largos e incluso dejarse el pelo suelto”, dice Elisabeth Pérez de Souza, de 52 años, que todavía hace donaciones a RDSM, incluso sin participar en las reuniones.

El resurgimiento de la secta, sin embargo, ha traído beneficios a los pueblos, principalmente por las restricciones del consumo de alcohol.

Original