Serie de TV pretende mostrar “bajo mundo” evangélico y criticarlo

Los grupos cristianos que supervisan la programación de televisiva han dicho que no les gustó el enfoque, que parece desacreditar a las iglesias en general. Este tipo de presión no puede ser ignorado.

  • Iglesia    
  • 23 mar 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- El canal de TV norteamericano Bounce este mes lanzó la serie “Saints & Sinners” – Santos y Pecadores– que se basa en una aparte de la iglesia evangélica. Sin embargo, el material de promoción, promete mostrar “dinero, sexo y asesinato” en un ambiente eclesiástico.

El primer episodio con el título “Power is our religion” [El poder es nuestra religión], lo vieron, 1,5 millones de espectadores. Un número muy significativo para un pequeño canal de cable, que logro batir record en emisión. De manera especial porque se transmite a las 9 mañana y es retransmitido a las 8 p.m. los domingos. No es casualidad que la mayoría de los evangélicos en los EE.UU. estén en el culto.

El actor Richard Lawson interpreta a un pastor que lidera una tradicional iglesia bautista para una comunidad de negros en una ciudad de Georgia.

El pastor Johnson (Richard Lawson) tiene un secreto que implica un mal elemento de la ciudad (Clifton Powell); su esposa (Vanesa Bell Calloway) y gobernadora (Gloria Reuben); su hija (Jasmine Burke), tienen un secreto que implica al director del coro (Keith Robinson) y Leví, hombre de confianza del pastor (Christian Keyes).

Los ocho episodios de la primera temporada prometen abordar cuestiones tales como la codicia, el engaño, la corrupción eclesiástica y la política, y hablar de temas como el movimiento LGBT. Al mismo tiempo, hay historias de redención como la del pastor y la de Leví, que se asemeja a la de la parábola del hijo pródigo.

Los grupos cristianos que supervisan la programación de televisiva han dicho que no les gustó el enfoque, que parece desacreditar a las iglesias en general. Este tipo de presión no puede ser ignorado.

El caso más reciente de un programa que disgustó a este tipo de audiencia fue el espectáculo Of Kings and Prophets [Sobre Reyes y Profetas]. Producida por ABC, canal que pertenece al grupo Disney, la apuesta de la estación era crear una especie de “Game of Thrones” bíblico, usando la historia de David como fondo, estaba llena de sexo y muerte.

La primera temporada tuvo 15 capítulos grabados. Sin embargo, debido a la baja audiencia fue cancelada después de la segunda al aire.