Russell Moore: Donald Trump necesita “arrepentirse de sus pecados”

Moore tiene un largo historial de críticas hacia Trump, y durante todo el proceso electoral 2016, ha ocupado su cuenta en Twitter para hablar en contra del candidato republicano.

  • Iglesia    
  • 7 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Russell Moore, el presidente de la Comisión de Libertad Religiosa y Ética de la Convención Bautista del Sur, ha dicho que espera que el candidato presidencial republicano Donald Trump se “arrepientas de sus pecados”.

Moore tiene un largo historial de críticas hacia Trump, y durante todo el proceso electoral 2016, ha ocupado su cuenta en Twitter para hablar en contra del candidato republicano.

En una entrevista reciente con CBN News, Moore dijo que espera que Trump se vuelva a Cristo y se “arrepienta de sus pecados”, y que este cambio de corazón provocará un cambio en algunas de las políticas de Trump.

Mi “oración principal por Donald Trump es que en primer lugar se arrepienta de todos los pecados y venga su fe a Jesucristo”, dijo Moore, de acuerdo con Christian Today.

“Y entonces [mi oración sería] que él actué términos de principios de justicia, lo que significaría un cambio, no sólo en términos de forma sino en que cambie el carácter moral de las personas, incluyendo las personas que lo están apoyando, después de haber tenido que excusar cosas que nunca ha tenido que disculpar antes y después.

En términos de ser una regla en un sentido limitado, dentro de un marco constitucional de Estados Unidos que entienda los principios de la justicia. Eso sería un cambio notable”, continuó Moore.

Trump ha ganado el apoyo de algunos evangélicos prominentes, tales como la Jerry Falwell Jr. rector de la Liberty University y el pastor Robert Jeffress, de la Primera Iglesia Bautista de Dallas. Muchos, como Moore, siguen siendo reacios a darle su apoyo completamente a Trump y sino se oponen a él aunque este afirma ser un cristiano, y en concreto, un presbiteriano, pero muchos evangélicos han señalado que sus metidas de pata al hacer referencia a la Biblia, demuestran lo contrario.