Evangélicos invaden morgue para “resucitar muertos” en Kenia

Alguno de los pacientes y empleados no les gustó porque lo consideraban una “invasión”, pero eso no molestó al grupo de dos hombres y tres mujeres. Ellos son miembros del Templo de Dios que reúne a unos 200 miembros.

  • Iglesia    
  • 30 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

KENIA, AFRICA. – Los miembros de una iglesia evangélica en la ciudad de Webuye, al oeste de Kenia llamaron la atención de los medios después de una acción, por lo menos, curiosa. El sábado (27), que fueron al hospital local comenzaron a orar por todos los pacientes, incluyendo los muertos.

Las cinco personas, dirigidas por el autoproclamado profeta Daniel Wechuli dijeron que estaban ejerciendo la fe y recibir (o no) la curación depende de cada uno.

Sin embargo, también decidieron entrar en la morgue que funciona en un edificio anexo. Ellos oraron para que los muertos resucitarán, pero no ocurrió nada.

Alguno de los pacientes y empleados no les gustó porque lo consideraban una “invasión”, pero eso no molestó al grupo de dos hombres y tres mujeres. Ellos son miembros del Templo de Dios que reúne a unos 200 miembros.

En declaraciones a la prensa, Wechuli dijo que habían sido enviados por el Espíritu Santo para orar, pidiendo la curación de los enfermos y la resurrección de los muertos. Según el profeta, ellos poseen un trabajo conocido en la región, donde muchas personas dicen haber sido curadas después de recibir la oración de ellos.

Él explicó que había gente en el depósito de cadáveres que murieron “antes de tiempo” y la misión de intercesores era mostrar el poder de Dios. “Somos personas ungidas por el Espíritu Santo para ir a los hospitales para predicar y sanar a los enfermos sin pedir un centavo”, dijo.

Caroline Wafula, una de las personas que estuvo orando en el hospital, dijo: “Queremos mostrarle a la gente el poder de Dios en sus vidas a través de nuestra iglesia que anuncia la sanidad y la restauración de la vida”.

Para ella su tarea es sólo orar, lo que hará una diferencia es la fe de cada uno. Ellos insisten en que en otra ocasión estuvieron en un hospital en Malava donde “todos los pacientes fueron curados y dados de alta”.

También señaló que comenzaron a orar en julio y visitaron las ciudades de Vihiga, Kakamega y Malava donde vieron “muchas curaciones”. Sin embargo, como no había cura evidente en Webuye, la prensa está tratando el incidente como una actividad de personas locas.