nav
Lunes 29 de Mayo de 2017

Bar de ciudad cierra e iglesia abre uno para servir cerveza a fieles

El pastor se volvió camarero para servir el “chopp de Jesús” – cerveza de barril de Jesús – después de los servicios.

  • Iglesia    
  • 22 mar 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

BELGICA. – Una iglesia en el pequeño pueblo de Brielen (Bélgica) está llamando la atención sobre una práctica inusual. En el pequeño pueblo de sólo 700 habitantes, la tradición local es beber cerveza después de los cultos. Como el último bar cerró sus puertas, la solución encontrada para el pastor era transformar la iglesia en un boteco – bar más tradicional, normalmente azulejado y con apenas decoración –.

La idea parece que ser contradictoria, trajo excelentes resultados para el pastor.

La comunidad se está uniendo y mucha gente está asistiendo a la iglesia protestante. Con el cambio, el líder religioso tuvo que añadir también la función de camarero los domingos después del culto.

Según informa el sitio de noticias UOL, el bar de la iglesia obtuvo el permiso de las autoridades locales y con el lanzamiento, el pastor comenzó las actividades. Al domingo siguiente, después del servicio, mesas con manteles blancos y sillas se instalaron en la “casa de Dios”, para que los clientes habituales y fieles se sientan como si estuvieran en el antiguo bar a tomar su cerveza.

De acuerdo con el religioso, los fieles se sienten cómodos y continúan bebiendo la misma cantidad que bebían en el antiguo bar. En la nueva ubicación, no se dan bromas, no se escucha música y tampoco se baila, fue prohibido. Otro cambio fue la “apertura” a las 13 horas, tiempo local del lugar, sin demora se cierra el “chopp de Jesus”.” Además, el que quiere frecuentar el bar es obligatorio que asista al culto antes, si no hay cerveza.