nav
Lunes 22 de Mayo de 2017

Menos de la mitad de cristianos creen que la Biblia contiene verdades absolutas

Sólo el 30% de los cristianos clasificados como “nacidos de nuevo” interpreta el mundo de acuerdo con los principios de la Biblia.

  • Iglesia    
  • 31 mar 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

EE.UU.- Muchos cristianos estadounidenses clasificados como “nacidos de nuevo” tienen algunas creencias que están de acuerdo con la religión conservadora. Según una nueva encuesta, menos de la mitad creen que la Biblia contiene y transmite la verdad moral absoluta.

El Instituto Americano de Cultura y Fe (ACFI, por sus siglas en inglés) encontró que sólo el 30% de los cristianos nacidos de nuevo tiene una “cosmovisión bíblica del mundo”, es decir, que interpreta el mundo a través del lente de la Santa Biblia.

El estudio identificado como nacidos de nuevo que creen que van a “experimentar una vida eterna en la presencia de Dios, por confesar sus pecados y aceptar a Jesus Cristo como Salvador del castigo eterno”.

Sólo tres de cada 10 adultos estadounidenses se califican como cristianos nacidos de nuevo, y entre ellos, sólo el 46% lee la Biblia al menos una vez a la semana. De acuerdo con ACFI, esto ayuda a explicar por qué muchos de ellos “se apartan de las enseñanzas bíblicas”.

Aproximadamente el 77% cree que todas las personas son buenas, a pesar de la doctrina del pecado original que relata el libro de Génesis.

Sólo cuatro de cada diez encuestados rechazan la creencia de que una buena persona puede tener su lugar en el cielo, sin que esto se defina solamente por la fe.

“Desafortunadamente, muchos cristianos nacidos de nuevo – los que han pedido el perdón de Cristo y creído que Él es el camino a la salvación – realizan una mezcla de creencias teológicas”, dijo George Barna, que dirigió la investigación para ACFI.

“Estas creencias tuvieron un efecto desafortunado en sus puntos de vista políticos y estilos de vida. Todos somos pecadores y estamos muy lejos de la perfección de Dios, pero quizás estamos tan seducidos por la cultura secular en que vivimos, que perdemos contacto con la verdad bíblica“, dice el investigador.