Iglesia católica de Brasil necesita 10 mil exorcistas

El presidente de la Comisión Episcopal, Mons. Pedro Carlos Cippolini, aclara que se hace necesaria una reflexión sobre el “problema del mal”.

  • Iglesia    
  • 23 may 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL.- Según el último levantamiento oficial (de 2013), Brasil, que sigue siendo la mayor nación católica del mundo, posee 10.802 parroquias, con 453 obispos y 20.701 sacerdotes. Ahora, la CNBB (Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil) está haciendo un pedido difícil a la Comisión Episcopal Pastoral para la Doctrina de la fe.

A través de un subsidio, divulgado a principios de mes, presentó “Exorcismos, reflexiones teológicas y orientaciones pastorales”.

Recordó también que la práctica de los exorcismos es poco difundida en Brasil, pero ganó popularidad entre los movimientos carismáticos. El presidente de la Comisión Episcopal, Mons. Pedro Carlos Cippolini, aclara que se hace necesaria una reflexión sobre el “problema del mal”.

“Nadie puede negar que el mal está ahí”, afirmó el líder religioso, enfatizando que éste es el foco del subsidio, que ofrece orientaciones prácticas sobre la cuestión. En la parte teológica aborda a la persona del diablo.

Según Cippolini, “la posesión demoníaca existe, pero es rara … por eso hay necesidad de la ciencia médica y de la psiquiatría antes de detectar la necesidad de exorcismo”.

Su preparación fue una petición de los obispos a partir de las “circunstancias que permean a la sociedad y a la Iglesia”, llamada por ellos “fenómeno”. “Ironizó, afirmando que eso es real, pero no es tan difundido entre los católicos” como en otras iglesias por ahí.

La referencia es obviamente una mención a las iglesias evangélicas, sobre todo las pentecostales, donde la liberación es común y que muchas veces promueven cultos especiales dedicados a la práctica.

Si la recomendación es que cada iglesia católica tenga un sacerdote exorcista, entonces se necesitarían más de 10 mil. Actualmente, los seminaristas estudian ocho años, antes de ser ordenados sacerdotes. La mitad de estos años se dedican a la filosofía y la otra mitad, a la teología. Para ser un exorcista es necesario hacer un curso específico en el Vaticano, aunque cada obispo tenga autonomía para nombrarlos, si es necesario.

La Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil nunca hizo un levantamiento oficial, pero el programa Fantástico reveló en materia sobre el tema que existen sólo 30 sacerdotes exorcistas actuando en el país que siguen el rito oficial de la Iglesia.