nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Hombre con apariencia de fuego evita que joven cristiana sea violada

Un día, Jawad y algunos amigos atacaron a Phoebe en la vuelta del trabajo e intentaron violarla. Ella gritó lo más alto que podía y clamó por Jesús…

  • Iglesia    
  • 24 jul 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

ASIA.-Creada en el sur de Asia en una familia de la casta sacerdotal hinduista, la vida de Phoebe fue transformada por Cristo después de ser evangelizada en la universidad por una amiga, que es hija de misioneros de la organización Bibles For Mideast.

Phoebe entregó su vida a Jesús después de soñar con un hombre que la invitaba a seguirlo.

Después de leer la Biblia y recibir explicaciones de su amiga, ella estaba segura de que había tenido una experiencia sobrenatural con el Hijo de Dios.

Después de que los exámenes universitarios fueron concluidos, la joven fue contratada por una empresa donde conoció a Jawad, un joven musulmán que pidió a Phoebe en matrimonio. Sin embargo, su verdadera intención era atraerla al islamismo.

En vez de eso, Phoebe compartió su nueva fe con Jawad, dejándole profundamente enojado. Se quedó aún más furioso después de que la joven se negó a tener un compromiso amoroso con él.

Un día, Jawad y algunos amigos atacaron a Phoebe en la vuelta del trabajo e intentaron violarla.

Ella gritó lo más alto que podía y clamó por Jesús, según relato del pastor Peter Haneef, de la Iglesia Asamblea de Dios Amoroso, en la que la joven forma parte.

“Inmediatamente, un hombre con apariencia de fuego apareció frente a todos ellos y rescató a Phoebe. El calor del hombre era tan fuerte que las ropas de los agresores quedaron prácticamente quemadas. Ellos huyeron casi desnudos. Phoebe cree firmemente que Jesús la salvó “, relata Haneef.

Después de vivir una liberación sobrenatural, Phoebe sintió a Dios hablando a su corazón. “No tengas miedo. Usted es mi hija querida. Las montañas pueden temblar y las colinas pueden caer, pero mi amor por ti no va a fallar o ser sacudido”.

Phoebe sintió la presencia de Jesús hasta que ella regresó a su casa. Cuando le contó a su familia lo que había sucedido, se quedaron impactados y se entregaron a Cristo. Hoy, todos frecuentan la iglesia.