nav
Martes 12 de Diciembre de 2017

Pastor “quien no toma Santa Cena, no puede ser arrebatado”

Según el pastor, la Santa Cena se establece como una especie de pasaporte para el rapto o arrebatamiento.

  • Iglesia    
  • 24 jul 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL.- Un mensaje del pastor Eduardo Reis sobre el sacrificio de Jesús en la cruz y la importancia de La Última Cena o Santa Cena viene circulando en las redes sociales con una declaración sobre cómo la participación de este sacramento ordenada por Jesús es prerrequisito para ser arrebatado, refiriéndose al rapto o arrebatamiento.

“Quien no cena, no puede ser arrebatado. Esto es doctrina, va desde Génesis hasta Apocalipsis.

Yo te pruebo por A + B, de atrás hacia adelante, de frente hacia atrás. Porque si alguien que no cena es arrebatado, rompió toda doctrina de la Biblia”, afirma el pastor, durante una predicación en la Conferencia de Inteligencia Bíblica de 2015.

El contexto creado por Eduardo Reis en la predicación implica un puente con pasajes del Antiguo Testamento y una comparación entre el sacrificio de Jesús en la cruz con los rituales de sacrificios hechos por los hebreos en la época de mayor cercanía entre el pueblo y Dios.

“Dios dio el holocausto, Dios dio el sacrificio… porque el cordero fue muerto, pero sujeto al cielo. Dios mató un cordero por ti, como sacrificio del pecado…”, afirma el pastor.

De acuerdo con la lectura del pastor Reis, “es por eso que tenemos que estar ofreciendo los manjares, porque cuando usted ofrece un manjar, usted anuncia que un sacrificio será entregado”.

La predicación profundiza el razonamiento hasta recordar la última reunión de Jesús con sus discípulos antes de la traición de Judas: “Cuando ofrezco un holocausto, yo anuncio los manjares; cuando ofrezco los manjares, anuncio el sacrificio. Por eso él dice ‘hacedlo en memoria de mí hasta que venga’. No es para ti recordar la muerte, quedarse llorando, no es para eso. Es para ti hacer esto recordando que un sacrificio va a ser entregado”.

El pastor Eduardo Reis subraya que la Santa Cena tiene la función de llevar al conocimiento público que un sacrificio fue hecho: “De esa manera anunciáis la muerte”. Anunciar habla de futuro. Usted no recuerda la muerte, usted anuncia. El cordero será entregado. Pero Dios no puede entregar el cordero para quien no tiene manjares.

Según el pastor, la cena se establece como una especie de pasaporte para el rapto o arrebatamiento: “¿Cuál es el día de la entrega del cordero? Las bodas. En las bodas, dice el texto, ‘nos sentaremos, y Dios nos entregará el cordero del sacrificio’. Quien no cena, no puede ser arrebatado. […] Para que usted vaya a la mesa del cordero para recibir el sacrificio, usted necesita ofrecer manjares”, dice.

Aunque el vídeo con la interpretación del pastor Eduardo Reis venía siendo muy compartida en las redes sociales, hay internautas que afirma que la predicación establece una conexión con el judaísmo, incentivando la ritualización del Evangelio, desconsiderando que el sacrificio de Jesús “rasgó el velo”.