nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Encuesta: Diezmo no debe ir necesariamente a la iglesia local, dicen pastores

Entregar el diezmo en la iglesia local no es una regla, de acuerdo con una encuesta hecha por la Asociación Nacional de Evangélicos, en Estados Unidos.

  • Iglesia    
  • 22 sep 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Entregar el diezmo en la iglesia local no es una regla, de acuerdo con una encuesta hecha entre pastores por la Asociación Nacional de Evangélicos (NAE, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos. Un 76% de los líderes afirman que no hay problema en dar parte del diezmo a un ministerio diferente.

“Muchos líderes evangélicos no creen que hay una exigencia bíblica para dar exactamente el 10% a la iglesia local”, dijo el presidente de la NAE, Leith Anderson.

“Dar generosamente, ante lo que Dios ha hecho por nosotros, es el mensaje principal”.

Algunos líderes cuestionan el verdadero significado del principio “alfolí”, encontrado en el pasaje bíblico de Malaquías 3:10, que dice: “Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”. Mientras algunos líderes apuntan a la iglesia local como referencia, otros creen que éste no es una enseñanza del Nuevo Testamento.

“Me enseñaron, sin ninguna referencia bíblica, que cualquier dinero entregado fuera de la iglesia local debe ser donado fuera del diezmo.

Sin embargo, creo que todos deben ser convencidos en cuanto a la distribución de sus diezmos”, dijo la autora y ponente Deborah Pegues al NAE.

Para la presidenta del Proyecto Expectations, Nicole Baker Fulgham, “la obra de Dios es la obra de Dios”. Ella cree que la gente puede dividir sus diezmos entre iglesias e instituciones de caridad. “No veo ninguna razón bíblica que les impida”, afirmó.

Visión opuesta

Según la pastora Amie Streater, de la New Life Church, dividir el diezmo entre algunas iglesias y ministerios eclesiásticos no significa que se está robando a Dios, pero tampoco refleja obediencia a su Palabra.

“Cuando apoyamos a la iglesia local con el 10% de nuestra renta y usamos un valor adicional para dar en otro lugar, reflejamos plenamente la generosidad del corazón de Dios y vemos las ventanas del cielo abiertas, derramando bendiciones sobre nosotros, como prometido en Malaquías 3: 10″, dijo a Christianity Today.

“La forma en que doy mi dinero expresa poder”, opinó el autor Douglas LeBlanc. “Si distribuyo mi diezmo, yo firmo mi valor en el poder y mammon firma su poder sobre mí. Hay una alegría mucho mayor en la generosidad de Dios, cuando entrego el 10% de mi dinero a la comunidad que me acogió, pecador miserable, semana tras semana y me desafía a ser alguien mejor”.

El presidente de la Facultad Wheaton, en Estados Unidos, está de acuerdo con este principio. “La iglesia tendría un impacto mucho mayor sobre el mundo si, además de diezmar en sus congregaciones locales, los cristianos entonces dieran a otros ministerios”, dijo Philip Ryken.

[ Fuente: Christianity Today]