nav
Viernes 20 de Abril de 2018

Partido Comunista de China quiere hacer nueva versión de la Biblia

El plan es “reinterpretar y retraducir” las Escrituras, según los valores del socialismo

  • Iglesia    
  • 7 abr 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA.- A causa de la fuerte censura en China, muchas noticias sobre el país van llegando poco a poco y luego de forma incompleta en Occidente. Varios relatos de periódicos de Inglaterra y Australia esta semana muestran que las aplicaciones de la Biblia fueron prohibidas y que las ventas de las Escrituras en las librerías online se detuvieron a finales de marzo.

El martes, autoridades chinas convocaron a una conferencia de prensa para divulgar un documento que describe cómo las creencias y libertades religiosas son vistas por el gobierno.

Se establece un control de la literatura que no es de acuerdo con los “valores fundamentales del socialismo” . Esto se aplicaría a la Biblia.

“El informe ofrece directrices sobre cómo las comunidades religiosas chinas” deben seguir la dirección de tratar a la religión de forma nacionalista, practicando los valores centrales del socialismo, desarrollando y expandiendo las tradiciones chinas y explorando activamente el pensamiento religioso que esté de acuerdo con las circunstancias en vigor de China “.

A pesar de que el nombre del documento incluye el término “libertad”, la decisión del Partido Comunista, que comanda el país fue impedir el libre comercio de biblias.

Siempre ha sido relativamente difícil encontrar copias de las Escrituras fuera de los grandes centros. Por eso, muchos cristianos apelaban a las compras por Internet.

Desde el 31 de marzo ya no es posible encontrar biblias en las mayores plataformas de comercio electrónico de China, incluyendo Taobao, Jingdong, Amazon y DangDang.com, que afirma ser la mayor librería en línea china del mundo.

Cualquier búsqueda por Biblia o Nuevo Testamento resultará en el mensaje “sin resultados”. Algunos sitios todavía exhibían listas de “Biblia Sagrada”, pero los compradores no tenían la opción de añadir el artículo al carrito. Varios otros libros relacionados al cristianismo también fueron bloqueados en algunas de esas plataformas.

A finales del año pasado, el presidente chino Xi Jinping dejó claro que habría un aumento en la represión a las “religiones extranjeras”. Para el líder del partido comunista, las religiones sólo podrían funcionar si fueran “de matriz china” y que Pekín “proporcionará orientación clara a las religiones para que puedan adaptarse a la sociedad socialista”.

El informe oficial del martes muestra cómo las principales religiones de China son el budismo, el taoísmo, el islam, el catolicismo y el cristianismo. Sería unos 200 millones de ciudadanos religiosos, donde los cristianos representaban más de 38 millones.

Sin embargo, expertos en misiones creen que China tiene más de 100 millones de cristianos, en el mayor sistema de iglesias subterráneas (clandestinas) del mundo. Sin embargo, sólo los adoradores de la Iglesia Patria, autorizada y controlada por el gobierno, son oficialmente reconocidos.

La prohibición de la Biblia es vista como parte de un programa patrocinado por el Partido Comunista que pretende publicar una versión revisada por el Estado. La impresión de la Biblia en mandarín y cantonés – principales lenguas chinas – no es oficialmente aprobada por el gobierno chino.

Los ejemplares de las Escrituras no son libremente comercializados en tiendas físicas, generalmente son distribuidas por las iglesias que las contrabandeaban del exterior.

“Teóricamente hablando, la Biblia es una publicación ilegal que no puede ser vendida y sólo puede ser portada en las iglesias”, dijo uno de los líderes cristianos entrevistados por ABC, red de comunicación australiano que fue el primero en informar de la prohibición .

Nueva teología

De acuerdo con un documento oficial divulgado por la Administración Estatal de China para Asuntos Religiosos, una de las mayores tareas en los próximos años es perfeccionar “el cristianismo y la teología al estilo chino”, reinterpretando y retraduciendo la Biblia.

El proyecto, titulado “Principio para la promoción del cristianismo chino en China para los próximos cinco años (2018-2022)”, fue formalmente lanzado en Nanjing, en el este de China, el 28 de marzo. Dos días después, las biblias comenzaron a desaparecer en los sitios de ventas.

La ABC relata que el término “Biblia” puede haber sido añadido a la lista de términos censurados en internet de China, ya que desde el 1 de abril ya no aparece en algunas herramientas de búsqueda y en la popular red social Weibo – microblog similar a Twitter.

Curiosamente, Nanjing alberga el mayor parque gráfico de impresión bíblica del mundo. Allí ya se han impreso 155 millones de copias de la Biblia, en más de 90 idiomas, distribuidos a más de 70 países del mundo. Pero nunca publicó ediciones en mandarín o cantonés.

Amnistía Internacional

La cadena de televisión estadounidense CNN publicó un informe que abordó el problema del punto de vista de los derechos humanos. Oído por la emisora, William Nee, investigador de Amnistía Internacional en China, dijo que el gobierno chino debería permitir la venta de biblias y garantizar que todos los cristianos y personas de otras regiones puedan ejercer libremente su fe, sin interferencia del gobierno o intimidación.

“El gobierno chino, bajo el presidente Xi Jinping, adoptó un enfoque mucho más duro en relación al cristianismo, reforzando el ateísmo como exigencia para los miembros del Partido Comunista”, explica.

Recordó que “otras señales recientes de la represión a la comunidad religiosa en China incluyen los innumerables relatos de iglesias que funcionaban en casas siendo prohibidas. Además, más de 1.000 cruces fueron retiradas de las iglesias”.

Además de la persecución contra los cristianos, los musulmanes están enfrentando restricciones de culto. El Corán está disponible en tiendas en línea, pero hay constancia de que al menos 120 000 miembros de las minorías musulmanas son encarcelados ilegalmente en una especie de campo de trabajo .

En el lugar, los hombres, las mujeres y los niños son sometidos a “procedimientos de reeducación”, tratando de hacerlos renunciar a su religión. Ellos son considerados una amenaza política al Partido Comunista de China por no demostrar “sentimiento patriótico” y por no defender la ideología socialista. Hay muchos casos de personas que fueron detenidas sólo por dejarse crecer la barba, dar nombres musulmanes a los hijos o participar en ceremonias religiosas islámicas.

[ Fuente: ABC y CNN ]