nav
Miércoles 16 de Agosto de 2017

Evangélicos desplazan a católicos en Coatzacoalcos México

Amador Campos, destacó que actualmente la cantidad de católicos ha descendido en el país, de acuerdo a las estadísticas del INEGI que indican que este fenómeno también se vive a nivel local.

  • Crecimiento    
  • 20 jul 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Coatzacoalcos, Veracruz.- El cristianismo ha tenido un incremento del 5 por ciento en los últimos diez años en la zona Sur de Veracruz, desplazando así a la religión Católica, tendencia que continuará, aseguró al diario Veracruzanos Info, Salvador Amador Campos, presidente de la Alianza de Pastores de Coatzacoalcos.

Amador Campos, destacó que actualmente la cantidad de católicos ha descendido en el país, de acuerdo a las estadísticas del INEGI que indican que este fenómeno también se vive a nivel local.

“En Coatzacoalcos, actualmente existen alrededor de 49 mil cristianos, lo que se traduce en un 16% de la población total del municipio”, dice.

Según, el presidente de la Alianza de Pastores de Coatzacoalcos en la última década, es decir en el 2000 se cuantificaba un 11 por ciento de la población y ahora se notó un crecimiento del 5 por ciento engrosando la cifra de cristianos protestantes.

Para el 2020 el cristianismo abarcará al 33 por ciento de la población local y regional, resalta Amador Campos: “Este número no va a poder revertirse. La sociedad seguirá abrazando los principios de fe y de valores”.

El descenso de los católicos es porque la población encuentra en las iglesias evangélicas “sentido de pertenencia y familiaridad.

Cuando llega una persona nueva a nuestras iglesias vemos a una persona que necesita ayuda, tanto espiritual y si se puede ayudar materialmente se le ayuda. Y este sentido de amada es una conexión de sentirse amada con la iglesia cristiana”, refirió.

Este fenómeno se vive más en el sureste mexicano, en los estados de Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Camapeche, a diferencia del centro y norte del país, en donde aún conserva figuras de creencias, dijo Amador Campos.