nav
Martes 17 de Octubre de 2017

Cada diez días una iglesia evangélica se inaugura en Francia

Para el sociólogo de la religión, Sébastien Fath, hay una razón y es que estas iglesias comenzaron a crecer en el país porque “la primera razón es simplemente la necesidad de esperanza”.

  • Crecimiento    
  • 16 feb 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

La crisis económica en Francia ha aumentado el número de las iglesias neo-pentecostales en esta nación. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evangélicos en Francia (CNEF) cada diez días una nueva iglesia se abre la puerta, provocando un auge y toma de la corriente neo-pentecostalismo religión con el mayor número de practicantes.

Para el sociólogo de la religión, Sébastien Fath, hay una razón y es que estas iglesias comenzaron a crecer en el país porque “la primera razón es simplemente la necesidad de esperanza”.

Fath es especializado en protestantismo y autor de “De la Ghetto a la red” – el protestantismo evangélico en Francia y el reciente lanzamiento del libro: la Nueva Francia Protestante – Desarrollo y crecimiento en el siglo XXI.

Para él, el crecimiento ha sido debido a las iglesias responder a las necesidades generadas por la crisis económica como la soledad, por ejemplo. “El Estado no puede hacer todo lo posible, las prestaciones sociales y las capacidades de intervención son generalmente frágiles, porque hay menos dinero público. La iglesia evangélica responde a la necesidad de que el Estado no cobrar más “, dice el Fath.

El sociólogo se da cuenta de que a pesar que muchos creyentes de las clases más altas de Francia están en estas iglesias también reciben a los inmigrantes en su mayoría jóvenes, principalmente chinos, coreanos que procedan de las antiguas colonias francesas en África. En diciembre del año pasado el 24,2% de ellos estaban desempleados.

“La crisis ha llevado a la gente a las iglesias”, dijo Étienne L’Hermenault, presidente de CNEF, porque “este aumento es el resultado de la sed de la gente por la religión”. “La crisis no es sólo financiera, sino también moral. Hay un cansancio, una sociedad que ha perdido muchas referencias y valores que buscan”, dice el pastor bautista.

Muy parecido a lo que sucede en Brasil, estas iglesias usan una forma contemporánea de la comunicación para atraer a nuevos creyentes de otras religiones antes de convertirse al protestantismo pentecostal.

“Es la cercanía entre nosotros, los pastores y nuestros fieles es la fuerza del movimiento evangélico”, dice Amos Ngoua Mouri, pastor de la Communauté Evangélique la Bonne Nouvelle, al norte de París.

En total hay 2,308 iglesias en Francia, lo que representa una por cada 30.000 habitantes, pero el pastor L’Hermenault, quien también es presidente de la Facultad Libre de Teología Evangélica de Vaux-sur-Seine, tiene una meta muy audaz y es alcanzar el objetivo de tener una iglesia por cada 10.000 habitantes.