Secretaría de Gobernación de México trata de frenar crecimiento de evangélicos

Desde siempre, México ha sido un mapa de religión católica, pero los últimos años la evangelización cristiana ha crecido a un ritmo acelerado, tan es así que en 20 años pronostican que la Iglesia Católica será la segunda confesión religiosa.

  • Crecimiento    
  • 15 dic 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

MÉXICO.- La Iglesia Católica enfrenta no sólo la pérdida de feligreses, sino el crecimiento exponencial de cristianos evangélicos (30 millones), que en entidades como Chiapas, Tabasco, Campeche, Veracruz y Tamaulipas están al 50 por ciento de seguidores.

Pero la Conferencia del Episcopado Mexicano dice que siguen siendo mayoría, con 93 millones de devotos (83.9 por ciento) de una población de 120 millones. Sin embargo, los cristianos denuncian que ante su fuerza, la Secretaría de Gobernación ha negado el registro a nuevas asociaciones religiosas, inclusive por su tamaño, que reclaman un espacio durante la visita a México del Papa Francisco en febrero de 2016.

“No somos anticlericales, somos respetuosos de la libertad religiosa”, señalan.

Desde siempre, México ha sido un mapa de religión católica, pero los últimos años la evangelización cristiana ha crecido a un ritmo acelerado, tan es así que en 20 años pronostican que la Iglesia Católica será la segunda confesión religiosa.

Hasta diciembre de 2015, la Secretaría de Gobernación registraba 8 mil 311 asociaciones religiosas. En entrevista, Arturo Farela, presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, destaca que son millones de católicos mexicanos que están frustrados e insatisfechos espiritualmente, razón por la que emigran a otras organizaciones religiosas, entre ellas la cristiana evangélica, en donde encuentran respuesta a sus inquietudes.

Explica que las denuncias y testimonios de pederastia y alta corrupción en sectores de la jerarquía han traído descrédito a la Iglesia Católica Romana; esas denuncias han generado desilusión y desesperanza en los feligreses. Y en la Secretaría de Gobernación, silencio absoluto; en especial cuando se solicitó entrevista con el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Humberto Roque Villanueva, quien argumentó proceder por la vía institucional, que no es más que la “solicitud burocrática”, que nunca fue atendida cuando se planteó.

Sin embargo, Arturo Farela relata que en el gobierno de Felipe Calderón, el entonces encargado de la Dirección General de Asociaciones Religiosas, Paulo Tort Ortega, “actuó de mala fe, obstaculizando el registro de asociaciones religiosas, en especial cristianas evangélicas, solicitando requisitos que no están contemplados en la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, por el ejemplo, el aviso de culto público, donde el artículo 24 de dicha ley señala que se deberá dar aviso 30 hábiles.

Esta actitud provocó que Confraternice presentará seis quejas ante el órgano interno administrativo”. Lo anterior, señala el entrevistado, fue la presión que ejercía la jerarquía católica ante el avance de las iglesias cristianas evangélicas. Además, Paulo Tort profesaba la fe católica, pero olvidaba que el estado es laico y que su obligación era actuar con imparcialidad.
“Desconozco si eso se originó porque el Partido Acción Nacional era por mayoría católico”, apuntó. En la actualidad, la relación se ha normalizado y las iglesias cristianas evangélicas siguen creciendo, dijo.

Los jóvenes alcanzados por el evangelio

Los jóvenes constituyen uno de los sectores que más está cambiando de religión. Muchos de ellos dejan la Iglesia Católica de sus padres para congregarse en una evangélica. Arturo Farela hace notar que más del 50 por ciento de los asistentes a las congregaciones son jóvenes menores de 30 años.

“Este escenario nos augura un crecimiento y una generación de miles nacidos dentro del cristianismo evangélico”, afirma. Pero los evangélicos no sólo han ganado feligreses al catolicismo, también son ahora más numerosos en cantidad de ministros de culto. La Dirección General de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación tiene registrados, hasta diciembre de 2015, 21 mil 69 sacerdotes católico, frente a los 54 mil 18 pastores de las diferentes organizaciones de evangélicos cristianos.

Fuente: Diario El Sol de Tampico