Nepal experimenta mayor crecimiento de cristianos tras terremoto

De acuerdo con un informe del Instituto Internacional para la Libertad Religiosa, los líderes cristianos nepalíes creen que, debido a las leyes anti-conversión, el gobierno realmente está ocultando los hechos. Se cree que el número de fieles es en realidad más cerca de 2,3 millones.

  • Crecimiento    
  • 1 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

NEPAL. – En la actualidad con una población cercana a los 28 millones de habitantes, Nepal experimenta el crecimiento más rápido en el número de cristianos. En el censo de 1951, la cifra oficial era cero. Una década más tarde, apenas eran 458. A principios del siglo 21, se contabilizaron 102.000 cristianos. En el último recuento oficial en 2011 ascendieron a 375.000 seguidores de Jesús.

De acuerdo con un informe del Instituto Internacional para la Libertad Religiosa, los líderes cristianos nepalíes creen que, debido a las leyes anti-conversión, el gobierno realmente está ocultando los hechos.

Se cree que el número de fieles es en realidad más cerca de 2,3 millones.

Su territorio está dominado por templos hindúes (90% de la población), con algunos monasterios budistas, (9% de la población). Históricamente, el Estado es laico, pero de mayoría hindú siempre toleró los seguidores de Buda. Para ellos, la verdadera amenaza es el cristianismo, considerado una corrupción traída por los misioneros occidentales.

La Constitución de Nepal establece que “ninguna persona tiene el derecho de convertir a otra, haciendo que cambie de religión, o tomar medidas o se comporten con el fin de crear perturbaciones en la religión de los demás”.

Aun así, la ley es difícil de aplicar. La mayoría de los cristianos provienen de las castas más bajas, que sufren una grave discriminación. Por lo tanto, el cristianismo es una amenaza para el sistema milenar, pues no sólo rechaza la idea de casta, sino que enseña que todos somos hechos a imagen de Dios mismo.

Una de las formas más comunes de predicar en el país es a través de programas de asistencia social, llenando el espacio dejado por el Estado que no puede satisfacer las necesidades de la mayoría de la población que es pobre. Existe una serie de trabajos conducidos por organizaciones de misiones en las áreas de salud, educación y distribución de alimentos.

A mediados de 2015, después de tres terremotos que devastaron parte del país, varias iglesias fueron destruidas. Entre las 9.000 víctimas mortales, 500 eran cristianos. Tej Jirel, director de la Sociedad Bíblica de Nepal, cuenta que fue muy impactante para la comunidad el hecho de que los cristianos continuasen reuniéndose, bajo las tiendas de campaña y al aire libre.

Por lo tanto, llamaron la atención de la gente, y varias organizaciones misioneras han entrado en el país únicamente para ayudar en la reconstrucción y el cuidado de los necesitados y sin hogar. Otro aspecto que llama la atención es la alta incidencia de liberaciones en una cultura donde si alguien es tomado por espíritus de muertos, siempre ha sido visto como positivo.

Después de las enseñanzas de los misioneros, también se les pidió rechazar los falsos dioses y ser llenos del Espíritu Santo. Debido al crecimiento de las conversiones en este periodo, los radicales hindúes trataron de expulsar a todos los misioneros de Nepal, pero el gobierno no lo ha permitido porque reconocieron que trajeron beneficios a las personas.