Papa pide a católicos y protestantes que se ayuden mutuamente para no ceder a secularización

Ante tanto escándalos, el Papa ha cambiado su discurso y por eso instó a que católicos y protestantes “deben ayudarse mutuamente a creer cada vez más viva y profundamente”.

  • Ecumenismo    
  • 23 sep 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Tras la llegada del Papa Benedicto XVI a Alemia, el líder máximo de la Iglesia Católica se reunió hoy viernes con 15 representantes del Consejo de la Iglesia Evangélica Alemana, a quienes le dijo que “lo más necesario para el ecumenismo” es que católicos y protestantes se ayuden mutuamente a creer, que no pierdan “lo que tienen en común” y no cedan ante “la presión de la secularización”, publica la agencia Europa Press.

El Papa, parece haber reconocido el error que cometió la Iglesia Católica antes de la reforma protestante porque según Benedicto XVI “fue un error de la edad confesional haber visto mayormente aquello que les separa” y no haber percibido “en modo esencial lo que tienen en común” como “las grandes pautas de la Sagrada Escritura y las profesiones de fe del cristianismo antiguo”.

Benedicto XVI, inició uno de los viajes más difíciles, y esperanzadores, de su pontificado. Esta tercera visita a Alemania viene marcada por las protestas de grupos ateos y parlamentarios de izquierda, que ya han confirmado que no asistirían a su histórico discurso en el Bundestag. El escándalo de los abusos sexuales, que llegó a salpicar al hermano del Papa -y al propio Ratzinger, por una supuesta inacción ante un caso en su diócesis de Múnich-, marcará esta visita.

Es por tal motivo ante tanto escándalos, el Papa ha cambiado su discurso y por eso instó a que católicos y protestantes “deben ayudarse mutuamente a creer cada vez más viva y profundamente”.

Benedicto XVI ha advertido que “la ausencia de Dios” en la sociedad “se nota cada vez más” y ha subrayado que “La historia de su revelación” parece “relegada a un pasado que se aleja cada vez más”.

“¿Acaso es necesario ceder a la presión de la secularización, llegar a ser modernos adulterando la fe?”, se ha preguntado el Pontífice y ha destacado que “naturalmente la fe tiene que ser nuevamente pensada.

El Pontífice ha recordado que “no serán las tácticas” las que “salven el cristianismo” sino una fe “pensada y vivida de modo nuevo, mediante el cual Cristo entre en el mundo”.

Durante el encuentro, que fue realizado en el Convento de San Agustín, donde el fundador de la Iglesia protestante, Martín Lutero, inició su camino teológico. El presidente del Consejo de la Iglesia Evangélica Alemana, Nikolaus Schneider, ha recordado que Lutero es “la llave que une ambas iglesias” y ha invitado a “todos los cristianos” a alegrarse “con nosotros” por el hecho de que Dios “ha donado a todas las Iglesias una fuerte teología en un tiempo de gran inseguridad”.

Benedicto XVI reconoce a Lutero

Benedicto XVI ha reconocido sentirse “emocionado” al celebrar el encuentro precisamente “en este histórico lugar”. El Papa ha subrayado que a Lutero “lo que le quitaba la paz era la cuestión de Dios, que fue la pasión profunda y el centro de su vida y su camino”. Según ha explicado el Pontífice, la gran pregunta de Lutero fue “cómo tener un Dios misericordioso” que se encuentra “en toda su investigación teológica y en toda su lucha interior”.

El Pontífice, ha subrayado que pocos “se ocupan actualmente de esta cuestión” y ha lamentado que “la mayor parte de la gente, también de los cristianos, da hoy por descontado que Dios no se interesa por los pecados y virtudes de los hombres”.