Papa dice que cristianos y musulmanes son “hermanos que viajan por el mismo camino”

Durante la ceremonia, el Papa siguió la tradición islámica, retirando sus zapatos antes de entrar al templo.

  • Ecumenismo    
  • 4 dic 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una vez más Turquía es el centro de la atención con respecto al movimiento ecuménico cristianismo-islamismo.

El Papa Benedicto XVI, quien visitó el país en 2006, había hecho oraciones junto al Gran Mufti de Estambul, uno de los más importantes líderes religiosos turcos. El detalle es que lo hizo siguiendo las tradiciones islámicas, con la cabeza dirigida hacia la Meca, el lugar donde nació el profeta Mahoma. En ese momento, el Papa alemán fue criticado tanto por musulmanes y conservadores católicos.

El acto fue repetido por el Papa Francisco el pasado sábado (29) en su segundo día de su visita oficial a Turquía. En la Mezquita Azul, un importante lugar de culto islámico en la ciudad de Estambul, estaba Francisco junto a Rahmi Yaran, el actual Gran Mufti. Durante la ceremonia, el Papa siguió la tradición islámica, retirando sus zapatos antes de entrar al templo.

Desde el primer día, Francisco llamó a un “diálogo intercultural e interreligioso”. Curiosamente, en las afueras, había escolares con banderas de Turquía y del Vaticano. Ellos gritaron “¡Viva el Papa Francisco!”, mientras que el minarete de la plaza central llamada a los musulmanes a la oración.

Durante su paso en Ankara, Francisco instó a Turquía y Oriente Medio a participar en un “diálogo intercultural e interreligioso” y llamó a poner fin “a todas las formas de fundamentalismo”.

A su vez, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, tras su reunión con Francisco, dijo estar preocupado sobre la creciente “islamofobia” en el mundo. También pidió a los cristianos y musulmanes a unirse para luchar contra los prejuicios.

La visita del Papa es vista por los analistas como un esfuerzo por fomentar las relaciones interreligiosas. Cuando se habla de la guerra en Irak y en Siria, donde los miembros del Estado Islámico matan rutinariamente cristianos, subrayó su deseo de que “la solidaridad de todos los creyentes”, es decir entre católicos y musulmanes.

Francisco resaltó que “sería más fácil si nos viéramos unos a otros como hermanos y hermanas viajando por el mismo camino”. Tal declaración sería vista con horror, pues la mayor parte de la historia, de la Edad Media, relata que los dos grupos lucharon en guerras sangrientas, llamándose entre sí “infieles”.

Los dos líderes firmaron una declaración conjunta que muestra la voluntad de mejorar las relaciones rotas. El Papa insistió en que el Vaticano “no tiene intención de imponer ningún requisito, salvo la profesión de la fe común”.

Se trata de un episodio significativo pues la población cristiana de Turquía ha disminuido mucho en el último siglo. Varios líderes temen que el hecho de que Erdogan defienda fuertemente el Islam, a diferencia de muchos de sus predecesores, significa una actitud cada vez menos tolerante, especialmente después que la nación recibió casi dos millones de refugiados de Siria, la mayoría de origen cristiano.