nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Darlene Zschech, sorprendida porque criticaron su participación en evento ecuménico

“Mark y yo sentíamos que era importante decir que sí en esta ocasión. Por lo tanto, debo decir que me quedé completamente sorprendida por los duros comentarios y francamente medios cristianos que criticaban mi participación”, Darlene Zschech.

  • Ecumenismo    
  • 21 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EEUU.- Recientemente por segundo año consecutivo, el Papa Francisco participó en el Congreso Nacional de la Renovación en el Espíritu Santo. El año pasado, él se trasladó hasta el Estadio Olímpico de Roma para rezar y acompañar a más de 50 mil carismáticos en el encuentro, sin embargo, en esta ocasión se reunió en la Plaza de San Pedro para estar presente en un concierto ecuménico donde se rezó por lo cristianos perseguidos de Medio Oriente.

La sorpresa fue que en este evento fueron invitados dos cantantes evangélicos muy conocidos: el estadounidense Don Moen y la australiana Darlene Zschech se unieron a “Voces en oración. Por los mártires de hoy y por un ecumenismo espiritual”, un evento organizado ante la situación que sufre la iglesia perseguida.

Tras este evento Darlene Zschech publicó en su sitio web oficial una foto donde aparece saludando alegremente al Papa Francisco y afirmando: “Uno de los aspectos más destacados fue encontrarme con Mark en Roma. Hace unos meses, me invitaron a cantar en un hermoso evento llamado “renovación carismática católica” en la Plaza de San Pedro, para dirigir realmente canciones de adoración con otros, como el Papa llamó a la gente a la oración y la unidad”.

“Mark y yo sentíamos que era importante decir que sí en esta ocasión. Por lo tanto, debo decir que me quedé completamente sorprendida por los duros comentarios y francamente medios cristianos que criticaban mi participación en el evento sin ninguna comprensión, sin ningún conocimiento de por qué o cómo llegué a estar allí. O por qué incluso sentí que era importante estar presente”, dijo.

“Yo no estaba allí para juzgar, yo no estaba allí para convertirme en una católica, yo no estaba allí para hacer turismo. Pero yo estaba allí para levantar el nombre de Jesús… sin ninguna vacilación o comprometerme… pues como he aprendido a lo largo de muchos años, Jesús es el centro de cualquier cosa que puede suceder”.

“Así que me encontré con el Papa Francisco. Y sí, lo hice y fui testigo de algo verdaderamente milagroso. Tuve que recordarme continuamente que yo estaba allí para anunciar y declarar el Reino de Dios y no criticar, pero ser consciente y despertar para algo muy precioso. Y así vamos, con corazones y manos listas para todo lo que Dios nos está llamando, a id por todo el mundo….”, resaltó la cantante.