Papa Francisco se reúne con evangélicos y católicos

“Los precursores de los actuales pastores protestantes de hoy – Lutero, Wesley, Spurgeon y muchos otros -. Sin duda no ven al Papa como su” hermano en Cristo”. Dentro de unos siglos, el Papa pasó de ‘anti-Cristo’ a ‘hermano en Cristo’ para muchos protestantes”, advirtió Stetzer.

  • Ecumenismo    
  • 18 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Washington, D.C., EE.UU.- Líderes evangélicos estadounidenses convocaron cerca de un millón de cristianos — entre protestantes y católicos — para que asistieran al evento ecuménico “Together 2016” (“Juntos 2016″), que tuvo lugar el sábado (16) en el National Mall en Washington, D.C.

A través de una videoconferencia, el Papa Francisco fue el principal orador de la reunión.

Hablando en español, su lengua materna, el pontífice comenzó su mensaje: “Sé que hay algo en su corazón que se mueve y te deja inquieto, porque una persona joven que no es inquieta es una persona vieja. Ustedes tienen juventud, y la juventud genera intranquilidad”.

“¿Cuál es su preocupación?”, preguntó Francisco a miles de jóvenes que asistieron al evento. A continuación, el Papa invitó al público a “encontrar el único poder de una respuesta para su preocupación”, y animó a todos a vestir la camiseta que lleva el título de encuentro.

“Dios no deja a nadie decepcionado.

Jesús está esperando por usted. Él es aquel que plantó las semillas de la inquietud en su corazón”, agregó el Pontífice. “Dale una oportunidad. No tiene nada que perder. Experimente y me cuenta después”.

Además de la presencia del jefe de la Iglesia Católica, más de 40 líderes y cantantes participaron del Together 2016, como Hillsong United, Kari Jobe, Kirk Franklin, Jeremy Camp, Michael W. Smith, Casting Crowns y Lecrae.

Según el pastor Nick Hall, idealizador del encuentro, el objetivo es que Dios cambie los corazones “divididos de los americanos”. “Al ver que a Su Santidad escoger hablar en este día histórico es un testimonio de la urgencia y la necesidad de que los seguidores de Jesús se unan en oración por nuestra nación y el mundo”, dijo Hall sobre la participación de Francisco.

Esta no fue la primera oportunidad de aproximación entre Francisco y la Iglesia Evangélica de los Estados Unidos. El 10 de junio, un grupo de norteamericanos y europeos ministros se reunieron con el Papa en el Vaticano para un diálogo sobre el cristianismo.

En mayo del año pasado, el líder católico se reunió con unos 100 pastores pentecostales de diferentes países, en una audiencia privada en el Vaticano. En 2014, Francisco también llegó a reunirse con un grupo de pentecostales y otros 350protestantes. Durante el encuentro, el Papa llamó a la unidad entre los cristianos.

El engaño del ecumenismo

De acuerdo con una encuesta realizada por LifeWay Research, el 40% de los pastores protestantes estadounidenses dicen que tienen una visión más positiva de la Iglesia católica después de la dirección del pontífice argentino.

Para Ed Stetzer, director de LifeWay, observar el apoyo del Papa proveniente de los pastores protestantes, que surgieron de la Reforma Protestante, es algo contradictorio. “La investigación muestra, de hecho, el resultado ‘Efecto Francisco’, ya que es apoyado por el grupo de personas designadas para protestar contra su propia fe dirigida por el Papa”.

“Los precursores de los actuales pastores protestantes de hoy – Lutero, Wesley, Spurgeon y muchos otros -. Sin duda no ven al Papa como su” hermano en Cristo”. Dentro de unos siglos, el Papa pasó de ‘anti-Cristo’ a ‘hermano en Cristo’ para muchos protestantes”, advirtió Stetzer.

Según el pastor Bruno dos Santos, el movimiento ecuménico promovido por el pontífice presenta mensajes de tolerancia, paz y humanidad, pero es contrario al gobierno de Jesucristo.

“En el ecumenismo, Jesucristo pierde su posición de Cabeza de la Iglesia, pues el Vaticano dice que la madre de todas las iglesias cristianas es la Iglesia Católica Romana y su cabeza es el Papa. Él puede cambiar lo que Jesús y sus apóstoles enseñaron”, explica el pastor.

“El ecumenismo depone la posición de Cristo como la única fuente de salvación. Si una iglesia que cree y predica que sólo la fe en Cristo salva, pero se mescla con otro que predica que algo más se necesita para ‘completar, asegurar o garantizar’ la salvación, ¿cómo se pueden conciliar posiciones tan distintas?”, cuestiona.