nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Papa pide a católicos y protestantes que vivan en “plena comunión”

A punto de completar la Reforma Protestante sus 500 años, se han producido demandas cambiantes de la posición papal. Lo que el actual pontífice pide es un reflejo del discurso políticamente correcto de nuestros días.

  • Ecumenismo    
  • 23 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Papa Francisco volvió a mostrar su deseo de acercarse a los evangélicos. Desde el comienzo de su pontificado habla de la percepción de que es necesario restablecer las relaciones históricamente comprometidos por cuestiones teológicas consideradas inconciliables en el inicio del movimiento de la Reforma Protestante.

A punto de completar la Reforma Protestante sus 500 años, se han producido demandas cambiantes de la posición papal.

Lo que el actual pontífice pide es un reflejo del discurso políticamente correcto de nuestros días.

El Vaticano envió una carta a las iglesias metodistas y Valdense de Italia. Las denominaciones están realizando su sínodo anual este mes. El documento, firmado por el Papa expresó el deseo de que las diferencias entre católicos y evangélicos “no impidan formas de colaboración en el ámbito de la evangelización”.

Francisco dice que las dos ramas del cristianismo deben trabajar “en el servicio de los pobres, los enfermos, los migrantes y el cuidado de la creación”.

El documento también recuerda la oración, además de pedir a Dios “el don de caminar con sinceridad de corazón hacia la plena comunión”.

El propósito de esta unión sería “un testimonio efectivo a Cristo a toda la humanidad, pasando junto a los hombres y mujeres de hoy para transmitirlos al corazón del Evangelio”. Para que esto sea cierto, el Papa “invoca al Espíritu Santo para que nos ayude a vivir esta comunión que precede a cada contrario”.

El año pasado, el líder más grande de los católicos asistió a la Iglesia Valdense en la ciudad italiana de Turín y se disculpó por la persecución del pasado. Recordó que su ambición es ver a todos los cristianos viviendo juntos en “diversidad reconciliada”.

El propósito de esta unión sería “un testimonio efectivo a Cristo y a toda la humanidad, pasando junto a los hombres y mujeres de hoy para transmitirlos al corazón del Evangelio”. Para que esto sea cierto, el Papa “invoca al Espíritu Santo para que nos ayude a vivir esta comunión que precede a cada contraste”.

Recientemente, el Papa Francisco se sorprendió al decir que Lutero no estaba mal por proponer la Reforma, pues ahora los protestantes y los católicos “están de acuerdo en la doctrina de la justificación” y deben trabajar en conjunto “para la paz”.