nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Acusan de Apostasía a Rowan Williams

Akinola atacó directamente al arzobispo ,Rowan Williams, la máxima autoridad eclesiástica anglicana, de manipulación y de conducir a la Comunión Anglicana por el camino del error.

  • Escatología    
  • 30 jun 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

En la conferencia organizada por los la Global Anglican Future Conference, GAFCON, el arzobispo de Nigeria, Peter Akinola, acusó a los anglicanos occidentales de apostasía. Akinola atacó directamente al arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, la máxima autoridad eclesiástica anglicana, de manipulación y de conducir a la Comunión Anglicana por el camino del error.

“No podemos confiar por más tiempo en algunos de los líderes de nuestra comunión al ver por dónde nos están llevando”, aseguró.

El prelado conservador, que cuenta con importantes apoyos en África y América, abogó por un nuevo plan para “rescatar” a una comunidad de creyentes integrada por 77 millones de personas en todo el mundo.

Nadie quiere hablar de cisma, pero un importante grupo de los 300 obispos que asisten al encuentro de Jerusalén están ultimando un proyecto para formar “una Iglesia sin la Iglesia”, a fin de contrarrestar la corriente liberal de occidente.

Akinola comparó los motivos de su respuesta frente a Robinson y los liberales que le apoyan con las mismas razones de no caer en la permisividad que debieron tener muchos creyentes ante los blancos que esclavizaron a los africanos en el siglo XIX.

“No vamos a abdicar de las responsabilidades que Dios nos ha dado y admitir los dictados destructivos políticos y culturales”, advirtió ante sus numerosos seguidores.

“Hemos hecho enormes esfuerzos desde 1997 para evitar la crisis, sin éxito. Ahora nos confrontamos a un momento de decisión”, escribe el arzobispo de Abuja, Peter Akinola, Primado de Nigeria y encargo general de GAFCON en el libro base para este encuentro.

Los Anglicanos no quieren, según afirman, originar una ruptura en el seno de la Comunión Anglicana, pero hasta ahora exigían para continuar en su seno una reforma de vuelta a los principios bíblicos, ya que acusan de estar reinterpretando la Biblia, adaptándola a sus conceptos morales contemporáneos. De acuerdo con esta estrategia, los vínculos formales con el arzobispo de Canterbury podrían mantenerse, pero marginando algunas provincias dentro de Estados Unidos y Canadá. Ahora, las posiciones podrían haberse radicalizado.

Para los organizadores de la reunión, el hecho de haber elegido Jerusalén como lugar de encuentro es simbólico: enviar un mensaje claro a la Comunión Anglicana sobre la necesidad de reforzar la conexión “con la vida de Jesús y la Biblia”, dice Mathew Davis