Iglesia que venera meteorito en Rusia teme aceleración del Apocalipsis

Los seguidores de la nueva fe, creen que el meteorito no es sólo una piedra que cayó del cielo el 15 de febrero sino una cápsula que “muestra la descripción de la estructura del universo, pero al mismo tiempo puede acelerar la llegada del Apocalipsis”.

  • Escatología    
  • 26 sep 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cincuenta ciudadanos de Cheliábinsk, han creado la Iglesia del Meteorito, que idolatra la roca que cayó en esa ciudad rusa el pasado febrero y dejó más de 1.600 heridos.

Los seguidores de la nueva fe, creen que el meteorito no es sólo una piedra que cayó del cielo el 15 de febrero sino una cápsula que “muestra la descripción de la estructura del universo, pero al mismo tiempo puede acelerar la llegada del Apocalipsis”.

En la actualidad hay cerca de 50 fieles que piden al gobierno que les entregue el meteorito. El cual utilizarían como la primera piedra para fundar su templo. Aunque los adeptos han sido criticados por los medios de comunicación rusos, estos han anunciado que solicitaron el registro para convertirse en una organización religiosa pues el diseño de su templo ya está listo.

Andríi Breivichko, fundador de la Iglesia del Meteorito de Cheliábinsk, cree que el bólido contiene “un conjunto de reglas morales y legales que ayudará a la gente a vivir en una nueva etapa del desarrollo del conocimiento espiritual”.

Breivichko, es también un investigador de fenómenos paranormales y asegura que el meteorito, de unas 10.

000 toneladas, es tan poderoso que podría iniciar el Apocalipsis.

Se cree que uno de los trozos del meteorito cayó en las aguas del lago Chebarkul. El fundador de este nuevo culto se opone a la operación de extracción porque considera que, mientras permanezca bajo el agua, “se encuentra en un ambiente positivo”.

Los buzos han descubierto que el meteorito está a 14 metros de profundidad. La operación de rescate se inició el 25 de septiembre, los científicos estiman que cuando entró en la atmósfera a unos 70.000 kilómetros por hora, parte de este se desintegró. Las piezas más pequeñas se encontraron y desde entonces son analizadas por los científicos.

“Si entra en contacto con quienes lo tratan como una piedra normal, podría perder la información que contiene. A causa de los continuos intentos de extraerlo, se está perturbando la noosfera y eso lo vemos ya en la creciente inestabilidad internacional que se ha creado con el asunto sirio”, dijo Breivichko a los medios locales.

Según Dmitri Vibe, investigador del Instituto de Astronomía de Rusia, dijo que no es común como un gran cuerpo celeste llega a la tierra y cae en un lago causando daños menores en su estructura mientras que el cayó en el suelo provocó grandes daños. El gobierno no dijo cuánto tiempo va a tomar para remover la gran roca.

Para los miembros del grupo religioso, el espacio de datos está grabado en piedra como “las tablas de los Diez Mandamientos que le fue entregada a Moisés”, pero tiene que ser descifrado por los sacerdotes de la nueva iglesia.
Uno de sus devotos, la parapsicóloga, Svetlana Kachevskaya, sostiene que muchas cosas han cambiado: “… Tenemos una nueva dimensión. El pasado ya pasó y la humanidad debe aprender a vivir de una manera nueva. Los universos ya habitan en esta dimensión que nos envió este meteorito. Así que la gente siente una luz brillante. De hecho, es la luz de nuestra alma, nuestra vida laboral, una nueva conciencia de nosotros mismos… la longevidad”.

Aunque parezca extraño, esta no es la primera religión que argumenta que un meteorito es una señal divina. Según la tradición islámica, está la santa mezquita de Masjid al-Haram en La Meca, a la que los musulmanes le rinden oraciones diarias, una estructura llamada Caaba. Dentro de la al-Hajar al-Aswad, hay una oscura piedra de unos 50 cm de diámetro. Los musulmanes creen que cayó del cielo para mostrarles a Adán y Eva donde debía construir un altar.

El teólogo Paul Bagley, especializado en escatología, publicó un video en su canal de YouTube, donde afirma que el hecho de que se produjo pocos días después del anuncio de la renuncia de Benedicto XVI, son claras señales de que se están cumpliendo las profecías del Apocalipsis hoy en día. Para él, esto es sólo el principio de lo que pueden ser varios cuerpos estelares que caerán sobre la tierra.

Foto: El meorito que aún permanece en el lago Chebarkul


Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Góspel Prime