nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Crece la expectativa en Siria por la llegada del Anticristo musulmán

una encuesta realizada en 2012 indicó que más de las dos terceras partes de los mil millones de musulmanes en el mundo esperan que el Mahdi vuelva pronto. Para la mayoría de ellos, el Mahdi, gobernará el mundo y derrotará a los enemigos que no sirven a Alá.

  • Escatología    
  • 3 abr 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

La guerra en Siria aún continúa desde que inició en marzo de 2011. Después de tres años, más de 140.000 personas han muerto, millones han sido expulsados de sus hogares y la economía del país ha quedado devastada. Lamentablemente los esfuerzos diplomáticos, no han avanzado. El tema ya no es noticia en la mayoría de medios sino el conflicto de Crimea.

A pesar de las amenazas, la ONU no ha hecho ningún movimiento para poner fin a esta guerra.

Aunque el gobierno sirio niega que esto es una guerra religiosa, más que eso, para los radicales de ambos lados, es el comienzo de la última guerra, los últimos tiempos en la Tierra. “Si todos los guerreros muyahidines de todo el mundo lucharan contra el presidente Assad ya hubiéramos ganado”, dijo Abu Omar, un yihadista musulmán sunita que utiliza una parte de una de las muchas brigadas anti- Assad en la región de Alepo.

“¡Ellos están aquí, como lo profetizó el profeta Mahoma! Esta es la guerra, que él prometió y es la Gran Batalla”, dijo Abu a la agencia Reuters. Al otro lado del frente, muchos musulmanes chiítas del Líbano, de Irak e Irán son atraídos por la guerra, creyendo que esto va a provocar la venida del Imam Mahdi.

Este es el nombre dado a un descendiente de Mahoma, que “desapareció” de la Tierra hace 1.000 años y reaparecerá en una época de guerra para establecer un gobierno islámico mundial antes del fin del mundo.

Esta creencia se contrapone con los suníes y chiíes que se extienden por todo el Oriente Medio, donde la religión mayoritaria es el Islam. Hay profecías apocalípticas atribuidas al séptimo Mahoma hablando de un Oriente Medio empapado en sangre. Hay miles de dichos del Profeta y de sus compañeros, como el hadiz -informe de hechos y dichos de Mahoma-, refiriéndose al choque de dos ejércitos islámicos masivos en Siria, en una gran batalla cerca de la capital, Damasco.

Según la tradición, los hadices son las fuentes más importantes de la autoridad en el Islam después del Corán. Estos textos históricos se han convertido en una poderosa herramienta de reclutamiento en todo el mundo. “Tenemos aquí muyahidines de Rusia, Estados Unidos, Filipinas, China, Alemania, Bélgica, Sudán, India y Yemen y en otros lugares”, dice Sami, un rebelde sunita en el norte de Siria. “Ellos están aquí porque el Profeta prometió, la Gran Batalla que ya está sucediendo”.

Ambas partes hicieron hincapié en que el objetivo final es establecer un estado islámico que va a dominar el mundo, subyugando a los judíos y cristianos antes del final de los tiempos. Este es uno de los argumentos utilizados para justificar las crucifixiones y decapitaciones de los cristianos en la región.

Aunque algunos clérigos sunitas y chiítas creen que hay “signos similares”, esta interpretación no es apoyada por la mayoría de los líderes.

Sin embargo, una encuesta realizada en 2012 indicó que más de las dos terceras partes de los mil millones de musulmanes en el mundo esperan que el Mahdi vuelva pronto. Para la mayoría de ellos, el Mahdi, gobernará el mundo y derrotará a los enemigos que no sirven a Alá.

Desde 2009, Joel Richardson, experto en profecías bíblicas, está advirtiendo a las iglesias acerca de lo que él llama “El Anticristo islámico”. En su libro él habla acerca de un grupo de estudiosos que sostienen que el Mahdi de los musulmanes es el “falso profeta”, del que habla la Biblia que acompañará al Anticristo en su reino antes del final de los tiempos.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Gospel Prime