Rumores de guerra disparan el gasto en armamento en el mundo

Las acciones militares comienzan hacer campañas en las redes sociales

  • Escatología    
  • 20 feb 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Después de estar en decline en los últimos años, las inversiones mundiales en armamento aumentaron en 2014. El gasto militar mundial aumentó un 1,7% en 2014, después de tres años de baja. La tendencia debe prevalecer este año.

La guerra yihadista y el conflicto en Ucrania muestran que existe una nueva tendencia mundial. La tendencia del decline de la inversión de los países occidentales, que comenzó en 2008 con una crisis económica, fue superada por las naciones “emergentes”.

Los países occidentales reunidos (Europa y EE.UU.) siguen representando más de la mitad del presupuesto militar global. Este porcentaje ha disminuido drásticamente desde 2010, cuando el gasto de defensa occidental era responsable de dos tercios del total mundial.

Los Estados Unidos sigue liderando el gasto con una inversión de 581 mil millones de dólares en 2014, equivalente al presupuesto de defensa de los quince países que se mencionan a continuación.

Mientras Washington redujo su gasto para 2013, el segundo mayor poder militar en el mundo está en China que continua ampliando su presupuesto por 129,4 mil millones de dólares. Arabia Saudita es la tercera fuerza global para la defensa, es gasto aumentó en un 35% llegando a 80.

8 mil millones de dólares. Así superó a Rusia, que pasó en el mismo período de 70 mil millones de dólares.

Los datos son del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, en inglés), la organización líder mundial de análisis militar. El IISS publicó este mes su Balance Militar anual, que evalúa a 171 países.

En Londres, John Chipman, presidente del Instituto, advirtió que hay un nuevo perfil de la guerra que se está desarrollando. Se refirió a las redes sociales como un “arma” responsable de la contratación de miles de soldados para combatir especialmente en el Medio Oriente. La organización cree que la ONU debe actuar con urgencia para hacer frente a estas amenazas.

Sin embargo, el IISS reconoce que los ataques aéreos dirigidos por los EE.UU., no pueden hacerle frente a la “sofisticación de los métodos utilizados por el Estado Islámico de reclutar e inspirar a sus fans”. Señalan la importancia estratégica de los ataques cibernéticos, algo que hasta hace poco no se consideraría un esfuerzo de guerra.

Su análisis también apunta al desarrollo aeroespacial en la India y la China con el objetivo de ponerle fin a la hegemonía de los países más avanzados desde la Guerra Fría. Para el IISS, la estrategia de Rusia en la guerra con Ucrania, incluye acciones militares encubierta que pueden influir en países como China e Irán. También se debe tomar en cuenta los planes de Corea del Norte para desarrollar un misil intercontinental.