National Geographic habla sobre el fin de los tiempos

El hambre y la pobreza también se destacan en el programa que muestra cómo millones de personas siguen muriendo por falta de alimentos en el mundo. En “Señales del Fin de los Tiempos” se destaca lugares como Hungría, donde los refugiados se encuentran en campamentos viviendo en condiciones precarias y pasando hambre.

  • Escatología    
  • 11 dic 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Guerras, hambres, pestilencias, terremotos… ¿hay razones para creer que estamos cerca del final de los tiempos? Sí, y no sólo los cristianos creen en esto que estamos llegando al fin de los tiempos a lo que Jesús llama principio de dolores.

National Geographic decidió mostrar el programa “Señales del Fin de los Tiempos” (Omens Of The Apocalypse) que muestra hechos científicamente probados de que hay algo mal en el mundo demostrando profecías reveladas durante miles de años que tienen relaciones con estos acontecimientos.

Una serie muestra la guerra como la lucha de la coalición formada por varios países, encabezados por Estados Unidos tratando de combatir al Estado Islámico. El grupo terrorista ha extendido el miedo en Siria, Irak, y también en Libia y Francia, amenazando con atacar a otros países.

El objetivo del grupo es para implementar la Sharia, la ley islámica que castiga con la muerte a todos los infieles, es decir, a todos los no musulmanes, o aquellos que no siguen la letra de las determinaciones de la religión.

El hambre y la pobreza también se destacan en el programa que muestra cómo millones de personas siguen muriendo por falta de alimentos en el mundo.

En “Señales del Fin de los Tiempos” se destaca lugares como Hungría, donde los refugiados se encuentran en campamentos viviendo en condiciones precarias y pasando hambre.

Enfermedades como el Ébola y el dengue son también parte del programa, hay una serie de enfermedades que matan a miles de personas y los médicos no pueden identificar como surgió, como fue el caso de las infecciones repentinas que asustó recientemente a Estados Unidos.

Sin embargo, los temas del fin del mundo no se detienen ahí: la violencia, la corrupción, los conflictos familiares trágicos y los desastres naturales también están en la lista y muchos de ellos están previstos en la Palabra de Dios.

La serie no es inédita, pero cada vez más se torna más relevante además del debate sobre la profecía bíblica.