nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

“Juicio de Dios viene sobre EEUU”, dice Anne Graham Lotz

“Así que … si estamos llegando a estar bajo el juicio de Dios. Él es quien nos da, y puede eliminar su bendición, protección, y favor. La solución no se encontrará en la política o la economía o el ejército o la tecnología”, Anne Graham Lotz.

  • Escatología    
  • 15 abr 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Anne Graham Lotz, la hija del famoso evangelista Billy Graham, ha advertido de que los tiempos finales están cerca y que el juicio de Dios será derramado sobre Estados Unidos.

“Nuestra nación está en un lío. ¿Por qué? ¿Será porque Estados Unidos está perdiendo la bendición de Dios, a su favor? ¿Puede nuestro pecado estar provocando su juicio? Juicio que no es necesariamente una sucia bomba nuclear, u otro ataque del Estado Islámico, o un colapso económico.

Pero en Romanos 1 el juicio de Dios es retirarse de nuestra vida nacional y entregarnos a nosotros mismos”, escribió Lotz, en su página web el miércoles 13.

Christian Post informa que Graham recordó la historia del Antiguo Testamento donde Dios castiga a la nación de Judá por desobedecerle a él y seguir su propio camino.

“Dios le advierte a una nación que está llegando el juicio. Él no quiere que nadie perezca. Pero si una nación no escucha sus consejos, da rienda suelta a su ira y no hay nada. Nadie pudo evitar que Dios juzgara a su propia nación, la amada Judá, ¿por qué creemos que América podría escapar?”, preguntó Lotz.

“Así que … si estamos llegando a estar bajo el juicio de Dios. Él es quien nos da, y puede eliminar su bendición, protección, y favor. La solución no se encontrará en la política o la economía o el ejército o la tecnología”, resaltó.

Lotz dijo que los estadounidenses deben volver a Dios con un verdadero arrepentimiento. Añadió que a ella misma se le recuerda pensar en la seriedad con la que se busca a Dios.

Lotz ha predicado a menudo acerca de los tiempos finales. Ella dijo que cree que Cristo volverá por su vida:

“Y creo que, si vivo mi vida, fuera de una vida natural, creo que voy a vivir para ver el regreso de Jesús en el rapto, cuando regrese para llevarnos para estar con Él mismo, lo que significa que se antepone, que habrá algunas señales y habrá algunas advertencias”.