Estado Islámico quiere el “apocalipsis”, dice experto

De acuerdo con el reconocido experto en contraterrorismo Sebastián Gorka, el Estado Islámico nunca ha ocultado sus intenciones de acelerar la llegada del fin del mundo.

  • Escatología    
  • 12 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

De acuerdo con el reconocido experto en contraterrorismo Sebastián Gorka, el Estado Islámico nunca ha ocultado sus intenciones de acelerar la llegada del fin del mundo. Siguiendo la tradición islámica, tienen la intención de provocar la “yihad final”. Su objetivo apocalíptico estaba claro desde el principio, como lo demuestra el verdadero nombre del grupo terrorista.

Gorka, autor del libro Defeating Jihad: The Winnable War, es profesor de Teoría Militar en la Universidad de la Marina de los Estados Unidos y el Presidente Nacional de Seguridad en la Universidad de Georgetown.

En una conferencia reciente, que discute las dificultades de la iglesia perseguida, recordó que el Estado Islámico es el nombre occidental, más reciente.

Originalmente, el grupo adoptó el nombre de ISIL, pues estaba concentrado en Irak y el Levante (región costera que se extiende desde Egipto hasta Turquía). Más tarde llegó a ser llamado ISIS, adoptando de una vez el nombre en Siria.

Según Christian Post, el experto aclara que, para el servicio de inteligencia del gobierno de Estados Unidos, el nombre significa mucho.

“Al realizar la preparación para el campo de batalla, se está preparando para ir a la guerra”, dijo.

Antes de pretender ser un califato mundial, en 2014, su nombre fue siempre DAESH. Este acrónimo árabe se refiere al “Estado Islámico de Irak y al-Sham”. Para un musulmán, este es un término muy importante. Sebastián Gorka explica que se trata de una zona con significado teológico “mucho más profundo” dentro de la escatología islámica.

“Al igual que todas las religiones, el islam tiene una perspectiva para el fin de los tiempos. Al igual que en la escatología cristiana, habrá un período final de tribulación y el día del juicio, además de una serie de batallas entre los fieles y los infieles”, dice el experto agregando que “antes de ser resucitados y juzgados por Alá en el juicio final, habrá una serie de batallas en al-Sham. La jihad fundamental, la última jihad ocurrirá en este territorio”.

Para el profesor, esto explica en gran medida la forma en que el grupo ha sido tan eficaz en el reclutamiento de extranjeros para combatir en Irak y Siria, así como el despertar de simpatizantes en casi todo el mundo, dispuestos a llevar a cabo ataques terroristas donde viven.

“Es crucial comprender lo poderoso que es este mensaje, porque cuando el ISIS utiliza el Internet, Twitter, Facebook o Telegram, y ​​dice: “Somos el Estado Islámico de Al-Sham ‘, ¿cuál es el mensaje que está enviando? ¿Querías ser un yihadista? ¿Ha pensado en su salvación? ¡Mira donde estamos en la yihad final! Si usted no viene ahora va a perder la salvación garantizada”, dice.

 

Según las estadísticas no confirmadas, más de 86.000 personas se unieron a los grupos extremistas en Irak y Siria en los últimos cinco años. De éstos, 36.000 procedían de otros países islámicos y 6.000 son occidentales. El Estado Islámico quiere el “fin del mundo”, no propaga una religión, asegura Gorka.

Escenario apocalíptico

Eruditos islámicos dicen que el “éxito” del grupo terrorista liderado por Abu Bakr al-Baghdadi, es por qué los musulmanes creen que cumplen las profecías antiguas. Esta es la razón por la que el EI ha conquistado la ciudad siria de Dabiq, que está muy cerca de la capital del califato, Alepo. En algunos de sus discursos, al-Baghdadi intenta convencer a sus seguidores de que el apocalipsis ha comenzado y ellos son guerreros de Alá.

William McCants, del Centro Brookings para la Política de Oriente Medio, dice que estas predicciones apocalípticas no vienen del Corán, sino de una literatura religiosa conocida como el Hadith, una colección de enseñanzas atribuidas al profeta Mahoma por sus seguidores por más de cien años después de su muerte.

El retorno de la decapitación como castigo para los enemigos y la apertura de un califato es sólo algunos de los muchos eventos del Hadith como el comienzo del fin del mundo. La idea es que el islam se vería reforzado para reanudar la práctica de la época de su fundación por Mahoma. También enseña que el apocalipsis se dará a conocer por la guerra en Damasco, capital de Siria, de un “anticristo”, llamado por el Islam ad-Dajjal.

Las profecías dicen que este ad-Dajjal gobernará en un momento en que la homosexualidad y la inmoralidad se tornen en el mundo. Él dividirá a los musulmanes en una gran guerra hasta ser derrotado después de la aparición de una figura mesiánica llamada “Mahdi”.

Este poderoso guerrero se levantará en Arabia Saudita, la ciudad santa de La Meca, donde reunirá a su ejército. A continuación, recibirá el apoyo de Jesucristo, que según el Hadith, aparecerá “en algún momento durante el final de los días”.

Los musulmanes que estarán al lado del Madhi vencerán en una “gran batalla” contra los que fueron engañados por ad-Dajjal. Él gobernará el mundo hasta el gran día del juicio, que se espera que ocurra después de la “batalla final”, que tendrá lugar en Dabiq.