nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Niña despierta a su madre para decirle: ¡El Rey ya viene!

“Ella me habló de su visión del sueño al final del día. Me las arreglé para grabar el vídeo”, dijo Chelsea Rebecca, la madre de la niña, en un relato posterior. “¡Él ya viene, Él ya viene!” y cuando le pregunté “quién”, ella respondió: ‘El Rey’ .

  • Escatología    
  • 24 oct 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Alrededor de la medianoche, una niña – que tenía dos años de edad en el momento en que se grabó el video (2015) – despertó a su mamá y le dijo enfáticamente: “¡Él ya viene, Él ya viene!”.

“Ella me habló de su visión del sueño al final del día. Me las arreglé para grabar el vídeo”, dijo Chelsea Rebecca, la madre de la niña, en un relato posterior. “¡Él ya viene, Él ya viene!” y cuando le pregunté “quién”, ella respondió: ‘El Rey’ y señaló a hacia arriba”.

La madre dijo que estaba sorprendida por lo sucedido, porque nada de eso había sido ‘ensayado’ antes en casa y la niña no había aprendido a hablar estas cosas con sus padres.

“Yo no le enseñé a hacer eso. Ella acababa de cumplir dos años y estaba comenzando a hablar varias palabras y frases con claridad. Antes de eso, esto se debía a su mejor compresión de Dios, asociado con las oraciones antes de acostarse todas las noches”, dijo .

“Todavía no habíamos hablado sobre el rapto o la segunda venida de Jesús (ya que ella es tan joven)”. En cuanto a la “mala calidad del video”, Chelsea explicó que estaba tratando de no dejar que la niña descubriera que estaba siendo filmada, para mantener la naturalidad del momento.

“Lo siento por el mal ángulo, pero estaba tratando de ocultarle la cámara [Lily]”, dijo la madre. Chelsea también dijo que, a la mañana siguiente, Lily volvió a traer la importante alerta para su madre.

“A la mañana siguiente, cuando estaba comenzando a comer su desayuno me dijo: ‘Mamá, sé abierta, porque Dios está viniendo’ y luego procedió a golpear la pared tres veces”, dijo.

A pesar de la sorpresa que tuvo al ver a su hija advirtiendo sobre la segunda venida de Jesús, Chelsea entiende el valor real de ese momento tan sincero.

Al final de su historia, la madre compartió los pasajes bíblicos a continuación: “Y después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne. Sus hijos e hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones”, Joel 2:28 – NVI.