Rabino: Nueva estrella en 2022 apunta a venida del Mesías

Los principales rabinos de Israel tienen orientados a los judíos para que se preparen para la llegada del Mesías. Para los cristianos, la venida del Mesías representa la segunda Venida de Cristo.

  • Escatología    
  • 18 ene 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL. -La formación de una nueva estrella prevista por un equipo de científicos para el año 2022 también puede ser una señal de la segunda venida del Mesías, de acuerdo con un rabino israelí.

Los astrónomos de los Estados Unidos creen que la colisión y fusión de una estrella binaria llamada KIC 9832227 – que está a 1.800 años luz de la Tierra – creará un intenso brillo, mayor que cualquier otra estrella en el año 2022.

“El Zohar (un grupo de libros que presenta comentarios místicos de la Torá) afirma que el proceso mesiánico estará acompañado por la aparición de varias estrellas”, dijo Berger al sitio Breaking Israel News.

Berger también apunta al versículo bíblico de Números 24: 17 que da fe de la literatura judía: “Lo veo, pero no ahora; Lo contemplo, pero no cerca. Una estrella se levantará de Jacob; un cetro se levantará de Israel. Él aplastará la frente de Moab y el cráneo de todos los descendientes de Set”.

Los principales rabinos israelíes también han dirigido los judíos a prepararse para la inminente llegada de su Mesías. Para los cristianos, sin embargo, la llegada el regreso del Mesías es la segunda venida de Cristo.

La investigación científica

En el momento de la colisión, el sistema binario será de 10.000 veces más intenso. Será una nueva estrella, visible temporalmente en la constelación del Cisne.

Las estrellas que explotan son estudiadas desde 2013 por los científicos. Durante los estudios, los investigadores encontraron que la velocidad orbital estaba siendo cada vez más rápida, lo que indica la existencia de dos estrellas que se aproximan.

Las estrellas están tan cerca que ya comparten la misma atmosfera. Al estallar, forman una “nueva red” – un fenómeno que se caracteriza por la fusión de una estrella binaria. Los investigadores dicen que van a seguir vigilando la KIC 9832227 para estar seguro sobre el momento del choque, previsto para cinco años a partir de ahora.