nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

La Declaración de Berlín enseña cómo la Comunidad Cristiana puede expresar verdadero amor por el Pueblo Judío

El brazo teológico de la Alianza Evangélica Mundial ha publicado una declaración sobre el evangelismo judío en Europa, con la esperanza de renovar el compromiso para llevar el Evangelio a los Judios.

  • Israel    
  • 2 sep 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

El brazo teológico de la Alianza Evangélica Mundial (World Evangelical Alliance) ha publicado una declaración sobre el evangelismo judío en Europa, con la esperanza de renovar el compromiso para llevar el Evangelio a los Judios.

La “Declaración de Berlín 2008″ enseña cómo la comunidad cristiana puede expresar verdadero amor por el pueblo judío, especialmente en Europa.

Participan 13 académicos de WEA Theological Commission, los principales seminarios y otras organizaciones.

También formaron parte profesionales que participan en el ministerio entre el pueblo judío y los cristianos de Alemania y, Judios Mesiánica.

“Es nuestra oración que la “Declaración de Berlín 2008″, firmada por los trece miembros, será igualmente útil para apoyar el trabajo de llevar el evangelio» a los Judios primero “y también el resto de la mundo “, comentó Dr. David Parker, Director Ejecutivo de WEA Theological Commission, en un comunicado el viernes. Dijo que el entorno europeo de la declaración es particularmente significativo.

“Esperamos que esta declaración animare a muchos cristianos a ver la importancia bíblica de este importante ministerio”, dijo Parker.

“Nos gustaría que la “Declaración de Berlín 2008″ se difundan lo más ampliamente posible entre aquellos que participan y esten interesados en este ministerio”.

La declaración hace hincapié en cuatro puntos principales – la necesidad de arrepentimiento, el problema del pecado, la solución para el pecado, y el llamamiento para la acción.

“Lamentamos profundamente todas las persecuciones de judíos en el nombre de Jesús”, comienza la declaración. “Durante el holocausto, cuando el pueblo judío estaba en su mayor peligro, la mayoría de los creyentes cristianos no decían nada”, continúa.

“Muchos se sienten hoy avergonzados y como resultado, hay una evidente inseguridad sobre las relaciones con el pueblo judío. Además, hay una tendencia a sustituir el evangelio de difusión directa con diálogo judeo-cristiano”, agrega la declaración.

Pero más que un problema cristiano, es un problema del pecado, que “afecta a toda la humanidad, tanto al perseguidor como al que sufre”. El grupo de trabajo señaló, que la solución se encuentra en el reconocimiento de Cristo Crucificado, Resucitado y el Mesías Divino que solo puede salvar de la muerte y llevar a la vida eterna.

“Todo el mundo necesita lo que Dios ofrece por su gracia: el perdón del pecado y la transformación de una presencia divina a todos los que responder a ese llamado”, declaró. “Este beneficio no es ni ganado ni entra en por nacimiento. Es recibido a través de reconocer nuestra profunda necesidad de Dios para suministrar lo que nos falta. ”

El grupo de trabajo llegó a la conclusión de la declaración, haciendo un llamamiento a la acción. “Los cristianos están llamados a compartir esta buena noticia, con sensibilidad y humildad”, reiteró.

“Con el debido respeto a las opiniones de los demás, seguimos desafíando a considerar el mensaje del Mesías.” Por lo tanto, como “cristianos preocupados por el bienestar y la salvación del pueblo judío,” requerimos:
• El respeto a las convicciones religiosas y la libertad que permite la discusión franca de las reivindicaciones religiosas.
• El arrepentimiento de todas las expresiones de antisemitismo y todas las demás formas de genocidio, los prejuicios y la discriminación.
• El reconocimiento de Cristo Crucificado, Resucitado y el Mesías Divino que solo puede salvar de la muerte y llevar a la vida eterna.
• La reconciliación y la unidad entre los creyentes en Jesús.
• Renovado compromiso con la tarea de Evangelismo Judío.

Aunque la “Declaración de Berlín 2008″ no es un documento oficial de la WEA Theological Commission, la Comisión Teológica lo distribuye para su estudio y consideración.

La declaración sigue a la estela de anteriores documentos elaborados por la WEA en evangelismo judío. El primero fue la Declaración Willowbank de 1989, que fue aclamada en su momento como una declaración decisiva y sigue siendo mencionado como un documento histórico. El segundo fue una breve declaración publicada y aprobada por la WEA para reforzar la validez y la importancia de la evangelización judía que apareció en el New York Times en 2008, inicialmente con 54 firmas.