nav
Jueves 21 de Septiembre de 2017

El inminente escenario del Armagedón

Inversiones multimillonarias sin precedentes en la historia militar de la región, hacen presagiar la inminente preparación de un escenario bélico para una gran batalla. ¿Una aproximación al Armagedón?

  • Israel    
  • 2 oct 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Según el diario británico “Financial Times” (FT) los Estados árabes del Golfo Pérsico están comprando armamento a empresas de Estados Unidos en un claro intento de oponer resistencia al poderío militar de Irán. Muchos países de Oriente Medio están alarmados por las ambiciones nucleares del país islámico, sobre las que EEUU no deja de alertar.

El rotativo británico informa que las compras de armamento de última tecnología hecha por países de la región alcanzan la cifra de 123.

000 millones de dólares, de los que 67.000 millones corresponden solamente a Arabia Saudita. El reino Saudí recibirá 85 nuevos cazas F-15 mientras que otros 75 serán mejorados.

Según Theodore Kasik, del Instituto de Análisis Militares del Golfo y Oriente Medio, con sede en Dubai, los Emiratos Árabes Unidos han firmado por su parte contratos para comprar material militar valorado entre 35.000 y 40.000 millones de dólares.
Kasik agrega que los Emiratos comprarán un sistema de defensa con misiles de alta tecnología, desarrollado por la empresa estadounidense, Lockheed Martín. También han firmado contratos para mejorar sus sistemas de defensa Patriot, tecnología bélica del fabricante Raytheon, otro de los contratistas de defensa más importantes de EEUU.

Por su parte, Omán y Kuwait, se cree que invertirán 12.000 y 7.000 millones respectivamente en la compra para el perfeccionamiento y actualización de armamento defensivo.

La primera fase del acuerdo compra-venta del armamento debe ser aprobada por el congreso de los EE-UU con un valor estimado de 30.000 millones.

Entre las motivaciones para la compra multimillonaria de armamento por parte de los países del golfo, se destaca el factor económico y energético, según el análisis del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CEEI).

Anthony Cordesman, del CEEI de Washington, sostiene que los Estados Unidos trata mediante estas transacciones militares, conseguir en la región una nueva estructura de seguridad capaz de garantizar el flujo del petróleo que necesita la economía global. Los países del golfo pérsico contienen dos tercios de las reservas mundiales de petróleo.

Esa ventas de armas “reforzarán el nivel de disuasión regional y permitirán a EEUU disminuir su propio contingente en la zona”, explica Cordesman.

Los países del Golfo Pérsico temen un eventual ataque israelí o estadounidense a las instalaciones nucleares iraníes, provocando represalias contra ellos e interrumpiendo el flujo de petróleo por el estrecho de Ormuz, según el CEII.
El gigante estadounidense Boeing será el proveedor principal de los saudíes, lo que reforzará su capacidad de fabricar cazas militares de última generación, un área en la que ha estado perdiendo terreno frente a sus competidores.

“El objetivo saudí es enviar un claro mensaje, especialmente a los iraníes, de que tenemos total superioridad aérea sobre ellos”, dijo al Financial Times un analista de defensa de ese país.
Fuente: EFE