nav
Martes 22 de Agosto de 2017

Israel podría atacar Irán dentro de dos meses asegura informe del gobierno del Reino Unido

Dicho ataque podría llegar “más pronto que tarde”, dijo, “Estamos esperando ya en Navidad, o muy temprano en el nuevo año”.

  • Israel    
  • 14 nov 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Funcionarios de alto nivel del gobierno británico creen que Israel lanzará un ataque militar contra las instalaciones nucleares iraníes dentro de dos meses. Fuentes del gobierno británico dicen que hay un entendimiento de consenso que Israel tratará de dañar o destruir las instalaciones nucleares de Irán con el apoyo logístico de América, de acuerdo con un informe en el diario británico Daily mail.

Una fuente de alto rango en el Ministerio de Asuntos Exteriores británico divulgó que los ministros del gobierno fueron informados de la evaluación que un ataque israelí contra Irán, para tratar de evitar que adquiera armas nucleares.

Dicho ataque podría llegar “más pronto que tarde”, dijo, “Estamos esperando ya en Navidad, o muy temprano en el nuevo año”.

El británico,William Hague de Relaciones Exteriores , dijo que un informe publicado el martes por la Organización Internacional de Energía Atómica(International Atomic Energy Agency, AIEA) “desacredita por completo” que Irán posea instalaciones nucleares, ya que solamente es una infraestructura dedicada al desarrollo de la energía con fines pacíficos.

Sin embargo, el informe de la AIEA, llegó a la conclusión que Irán está, sí está desarrollando componentes necesarios para construir misiles nucleares.

El informe fue entregado a los 35 estados miembros de la Junta de Gobernadores del AIEA, donde se les detalla una serie de pruebas, la adquisición de materiales y tecnología que sugiere que Irán ha trabajado continuamente para producir un arma nuclear desde 2003.

La Haya, agregó que el Reino Unido estará a favor de aumentar las sanciones económicas contra Irán en las próximas reuniones AIEA.

Israel se quita la influencia de encima

El gabinete israelí aprobó ayer domingo dos proyectos de ley que de manera significativa disminuyen la capacidad de influir los los gobiernos extranjeros y organizaciones en la política israelí.

El primer proyecto de ley aprobado por el Comité Ministerial de Legislación pone el límite anual de donaciones extranjeras de shekels 20.000 (aprox. US $ 5.500), esta sería la máxima cantidad que podría recibir una ONG israelí, el fin es evitar la intervención extranjera.

La segunda iniciativa pretende gravar un 45 por ciento de impuestos a las donaciones que hagan gobiernos extranjeros a aquellas organizaciones no gubernamentales no aptas para recibir dinero del estado.

Los miembros de la coalición del Gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, deberán votar ambos proyectos cuando sean sometidos a una lectura preliminar que se prevé tendrá lugar en el Parlamento israelí (Kneset) en los próximos días. Los proyectos de ley fueron objeto de acalorados debates tanto en el gabinete y por la opinión pública israelí.
Quienes se oponen a los proyectos de ley, argumentaron que eran perjudiciales para la naturaleza democrática del Estado judío, y podría ser percibida como discriminación contra determinados sectores de la sociedad.

Los defensores argumentaron que las facturas no se dirigen a un sector determinado de la sociedad, sino a todas las ONG que estarán sujetas a las nuevas reglas y que están perfectamente en línea con leyes similares en otras democracias occidentales.

Muchos en Israel sostienen que el gobierno de Netanyahu, ha ido demasiado lejos al cortar el cordón umbilical del dinero extranjero para numerosas organizaciones no gubernamentales, una medida que limitará a la libertad de expresión.