nav
Martes 17 de Octubre de 2017

Rusia presuntamente “suministra misiles supersónicos a Siria”

Los cazas de combate como el F/A-18 y el futurista nuevo caza F-35 Joint Strike Fighter – disponible este ultimo para el 2015 en la fuerza aérea israelí – no fueron diseñados para penetrar en la cobertura defensiva de los sistemas de defensa antiaéreos rusos S-300V/VM.

  • Israel    
  • 5 dic 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Los misiles supersónicos antibuque ‘Yakhont’ han sido llevados a Siria junto a los sistemas móviles lanzamisiles costeros ‘Bastión'”, informó la fuente, citada por la agencia Interfax. Rusia, sin embargo, terminará de cumplir con sus obligaciones contractuales cuando el personal sirio sea “instruido en el manejo de los sistemas”, agregó el funcionario ruso.

Otra fuente consultada por Interfax explicó que Damasco esperaba la recepción de al menos dos sistemas “Bastión”, cada uno equipado con hasta 36 misiles “Yakhont”.

“Este armamento permitirá cubrir toda la línea costera de Siria de un posible ataque desde el mar”, indicó la fuente.

La intención de cumplir con el contrato, muy criticado por Estados Unidos e Israel, fue confirmada hace un año por el ministro de Defensa ruso, Serguéi Serdiukov.

El misil “Yakhont”, capaz de alcanzar blancos a una distancia de 300 kilómetros y portar cabezas de hasta 200 kilogramos, está destinado a combatir buques de guerra en condiciones de fuego intenso y fuerte defensa radioeléctrica.

El acuerdo enfureció inmediatamente a Israel que teme que este tipo de armamento pueda caer en manos del grupo terrorista Hezbollah en el vecino Líbano.

Pero los temores son aún mayores ante la posibilidad de que personal militar sirio sea entrenado para el uso de sistemas antiaéreos de mayor alcance como los S-300, esto por la siempre inminente posibilidad de un acuerdo de venta ruso-sirio de tecnología antiaérea de última generación. El S-300 es un sistema de lanzamiento de misiles fabricado por la Industria Militar ALMAZ-ANTEI JSC de Rusia, para el transporte de misiles de corto, medio y largo alcance, tipo “Tierra-aire”, para interceptar objetivos aéreos.

El S-300 fue desarrollado para neutralizar blancos enemigos, como helicópteros, aviones de combate, aviones de vigilancia, misiles y luego, en versiones posteriores, misiles de ingreso ICBM (misiles balísticos intercontinentales) enemigos. Este nuevo sistema de misiles transportables en camiones con ruedas y orugas, funciona en conjunto con varios camiones equipados con radares y estaciones de comando.

Es considerado por Rusia, como el sistema de defensa más moderno y autónomo disponible en el mundo, que cuenta con la más alta tecnología. También es fabricado por China bajo patente de producción, que está desarrollando su propio sistema de misiles, basado en este moderno sistema defensivo desarrollado en la Guerra Fría.

Es importante señalar que ninguna variante de los nuevos aviones de combate, como el caza F/A-18, ni el nuevo caza F-35 Joint Strike Fighter – disponible este ultimo para el 2015 en la fuerza aérea israelí – fueron diseñados para poder penetrar en la cobertura defensiva de los nuevos sistemas de defensa antiaéreos rusos S-300V/VM. La supervivencia de estas modernas aeronaves de combate, al ingresar a un territorio extranjero que tenga desplegado el sistema defensivo S-300/VM, no será significativamente mejor que la de los aviones de combate de una generación anterior, lo que hace crecer los temores de Israel.

Irán ha mostrado gran interés en obtener los S-300 rusos, pero como se recordara el presidente ruso, Dimitri Medvédev, prohibió el pasado 22 de septiembre del 2010 por decreto el suministro a Irán de armamento pesado, en cumplimiento de la resolución 1929 del Consejo de Seguridad de la ONU.
Rusia e Irán habían firmado en el 2007 un contrato de suministro de cinco sistemas antiaéreos S-300 por unos 800 millones de dólares, pero Rusia congeló la operación por motivos políticos, en medio de la nueva etapa de relaciones con EEUU.

Buques de guerra rusos que han llegado a las costas de Siria en días recientes y llevan, entre otras cosas, asesores técnicos rusos que ayudarán a los sirios preparar un despliegue de misiles S-300 que Siria ha recibido en las últimas semanas, indica un informe del diario en lenguaje árabe con sede el Londres, Al Quds-Al Arabi.

Ahora está por verse que pasara con Siria, sobre todo por la posición de Rusia y China a favor del presidente sirio Bashar Al-Assad desde el consejo permanente de seguridad de la ONU. Aunque Siria al menos oficialmente no ha hecho público su interés por los S-300 rusos.

EFE y Aurora.