nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

El futbolista Neymar da anualmente unos 18.000 euros a una iglesia bautista en Brasil

Hace cuatro años: “Una vez que abrí la Biblia, llegó la palabra profética de Dios para él, le dije al niño que se pusiera de pie para que escuchara el mensaje divino, y le dije que sería un instrumento de Dios, que sería un jugador importante en el mundo”,obispo Newton Lobato.

  • Israel    
  • 24 ene 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

El futbolista brasileño Neymar, separa, todos los meses de su sueldo el diezmo para entregárselos a la Iglesia Bautista Peniel, a la que asistió cuando era niño, influenciado por un ex entrenador.

Según el obispo Newton Lobato, el valor de los diezmos pagados por la grieta es de alrededor de 18 mil euros anualmente “pero cuando comenzó a contribuir, sólo podía dar 20 riales (R$) es generoso, comenzó a diezmar desde niño”, dice Lobato.

La madre de Neymar entrega a la iglesia un sobre con 12, 000 o 13, 000 riales (R$) al mes. Neymar, reconoce la influencia de Dios en su talento y que visita la iglesia una vez por semana. Tenía 8 años cuando llegó con Gremetal, un entrenador de futbol sala, donde jugó Neymar, por cierto tiempo, destacó el pastor Lobato a la revista Sao Paulo.

El obispo también contó una historia que sucedió hace cuatro años: “Una vez que abrí la Biblia, llegó la palabra profética de Dios para él, le dije al niño que se pusiera de pie para que escuchara el mensaje divino, y le dije que sería un instrumento de Dios, que sería un jugador importante en el mundo. ¿La palabra se hizo realidad?

Neymar, tiene una vida reglada orientada por su padre, que controla todos sus gastos personales, asiste todos los jueves a los cultos de la Iglesia Batista Peniel.

Recibió una tremenda bronca paterna al dejar embarazada una chica de clase media, de 17 años, con quien mantenía una relación estable. Y que después transformó el lloro de preocupación en alegría con el nacimiento de su primer hijo, Davi Lucca.

A los 19 años se ha convertido en un fenómeno sociológico que recibe el mismo trato que una ‘pop star’ o una estrella de cine. Es un ídolo de masas intergeneracional e interclasista que tiene cautivados a cada uno de los 190 millones de sus compatriotas.

Es admirado por su fútbol, que encarna los preceptos clásicos de la escuela brasileña (técnica, magia, espectáculo), pero, también por la imagen y los valores que transmite, cita el diario español Sport.

Neymar, sigue acaparando elogios tras su gran año en el 2011. El último tributo viene procedente de su propio club, el Santos brasileño, que este martes homenajeó a su jugador estrella con una curiosa estatua de metal y una zona particular en su museo, dedicada a la conquista del jugador del último Premio Puskas, que le acredita como el autor del mejor gol del pasado año.

Neymar, no dudó en calificar al homenaje como “fantástico”. “Estoy muy contento. Grabar el nombre en la historia del Santos con el mejor gol del mundo es un sueño”, declaró, además de reconocer que “sueño con marcar un gol de chilena. Aún no lo he hecho”.