nav
Jueves 24 de Mayo de 2018

Israel rechaza congresista que rompió el Nuevo Testamento

•Los parlamentarios recibieron copias de la Biblia como un “regalo” de la Sociedad Bíblica de Israel, pero el diputado en público hizo pedazos una copia del Nuevo Testamento.

  • Israel    
  • 20 jul 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se pronunció el miércoles (18) sobre la actitud asumida por el diputado Michael Ben Ari, quien rompió una copia del Nuevo Testamento y luego tiró a la basura el texto.

En representación del Gobierno de Israel, Netanyahu, lamentó el incidente pero no ha anunciado ninguna medida para castigar a la extrema derecha parlamentaria. “Lamentamos profundamente y condenamos este comportamiento.

Es un gesto que va completamente en contra de nuestros valores y tradiciones “, dijo.

El primer ministro israelí dijo que su país es una sociedad tolerante y no se aceptan los actos vergonzosos cometidos por el diputado que decidió destruir la copia y dijo a los miembros del Parlamento que quería poner fin a la difusión del Nuevo Testamento. Según la prensa local, antes de romper el libro de Ben Ari dijo que el trabajo era: “despectivo”.

“Este libro despectivo ha causado el asesinato de millones de Judíos durante la Inquisición”, dijo en su sitio web NRG Maariv, desafiando el “regalo” otorgado por la Sociedad Bíblica de Israel, que entregó un ejemplar a cada uno de los parlamentarios.

Sin embargo, Ben Ari, no estaba contento con la distribución del trabajo, y como miembro del partido de la oposición Unión Nacional decidió protestar. “Es una provocación horrible de la Iglesia. Este libro y los que lo enviaron debe ser arrojados al basurero de la historia “, dijo Ben Ari.

Cristianos protestan

Los cristianos residentes en los territorios ocupados en 1948 se manifestaron el jueves en protesta al acto del parlamentario israelí, Michael Ben Ari, del partido Unión Nacional, por romper un ejemplar del Nuevo Testamento.

Decenas de cristianos de los territorios palestinos ocupados, en representación de la comunidad cristiana, se agruparon en un lugar cercano a la ciudad de Shafa Amor, para mostrar su descontento ante la injuria contra su libro.

Los manifestantes vocearon lemas amén de condenar el blasfemo acto del diputado israelí, y reclamaron un juicio al respecto.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Gospel Prime