nav
Jueves 19 de Octubre de 2017

Barack Obama afirma que las preocupaciones de Israel acerca de Irán son sólo “ruido”

La semana pasada, altos funcionarios de la administración de Obama insistieron en que la Casa Blanca no establecería líneas rojas contra Irán, a pesar que llevan más de una década de fallidos en esfuerzos diplomáticos para detener el programa nuclear iraní.

  • Israel    
  • 24 sep 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

A medida que la carrera presidencial de EE.UU. llega a su clímax, ambos candidatos (Obama y Romney) han recurrido cada vez más a Israel como un tema electoral importante, y tal vez sin darse cuenta el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se vuelto en una especie de hacedor de reyes. Y eso no es un buen augurio para el presidente Barack Obama, mientras que el retador Mitt Romney, está cosechando los frutos de su buena relación de trabajo con el líder israelí.

El último punto negro de Obama cara a cara con Israel entró en una entrevista esta semana realizada por la CBS en su programa: “60 Minutes”, donde al presidente se le pidió que respondiera a las críticas de porqué se negará reunirse con Netanyahu en la ONU la próxima semana y ¿será porqué se siente presionado por el israelí?

Netanyahu, ha insistido durante meses que la única manera de detener el programa nuclear de Irán y evitar la guerra en el Medio Oriente es que los Estados Unidos establezcan líneas rojas firmes para frenar a Irán.

“Cuando se trata de decisiones de seguridad nacional, cualquier presión que siento es simplemente hacer lo que es correcto para el pueblo estadounidense”, le dijo Obama a su entrevistador, y agregó: “Y yo voy a bloquear cualquier ruido que hay ahí fuera”.

El presidente continuó: “Ahora siento una obligación, no una presión, sino la obligación, para asegurarnos de que estamos en estrecha consulta con los israelíes sobre estas cuestiones, ya que les afecta profundamente”.

Sin embargo, el comentario parece respaldar las afirmaciones de Romney de que Obama, se haya resignado mejor a una política de contención cuando se trata de un Irán con armas nucleares, y en el peor de los casos confirmar la frase de Romney de que Obama ha “tirado a Israel debajo del autobús”.

La semana pasada, altos funcionarios de la administración de Obama insistieron en que la Casa Blanca no establecería líneas rojas contra Irán, a pesar que llevan más de una década de fallidos en esfuerzos diplomáticos para detener el programa nuclear iraní.

Mientras tanto, los medios de comunicación israelí informaron acerca de la inquietud local y sobre la percepción de que Netanyahu se está convirtiendo en un personaje profundamente involucrado en las elecciones estadounidenses y claramente ha elegido un favorito.

Netanyahu trató de aclarar acerca de esos rumores en una entrevista con la NBC, diciendo: “Usted está tratando de meterme en las elecciones estadounidenses y yo no voy a hacer eso.

No hay nadie en Israel que aprecie más que yo la importancia del apoyo estadounidense a Israel. No es un asunto partidista. De hecho apreciamos el apoyo bipartidista de demócratas y republicanos por igual. Esto es fundamental para nosotros”.

Sin embargo, hay muchos en Israel que temen que si Obama es reelegido, su descontento con Netanyahu, conducirá a una presión sin precedentes de Americana sobre Israel.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Israel Today