Barack Obama defiende la división de Jerusalén

Sería casi insostenible la situación de Israel si pierde el apoyo de EE.UU… Sobre todo con la constante amenaza de una guerra con Irán y Egipto.

  • Israel    
  • 1 feb 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Después de que el presidente de EE. UU., Barack Obama y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, fueran reelectos, ha permanecido un desacuerdo en ideología y diplomacia.

Recientemente, el reconocido analista político, Jeffrey Goldberg, dijo que Obama considera a Netanyahu un “cobarde político” que lleva a Israel al aislamiento internacional.

El resultado de las elecciones en Israel demuestra que el bloque de derecha y los religiosos obtuvieron la mayoría de votos frente a un pequeño margen, lo que debilita la coalición del gobernante, del Likud-Beiteinu.

Por lo tanto, Netanyahu, ahora debe enfrentarse a una mayor presión para hacerle frente a intento de reconocimiento de un Estado palestino. También hay una creciente condena internacional debido a la expansión de los asentamientos judíos en Cisjordania y en el Este de Jerusalén.

Cuando la ONU dio un “alto estatus” a los palestinos, el gobierno israelí respondió con la construcción de 3000 nuevas viviendas en los asentamientos en esas zonas de conflicto. Según Goldberg, Obama ha calificado esto como una de las “políticas auto-destructivas de su colega israelí”.

Para el politólogo y científico, Abraham Diskin, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, los primeros cambios en el segundo mandato de Obama ha estremecido al gobierno israelí, porque ha nombrado un nuevo Secretario de Defensa y Secretario de Estado “menos tolerante con Israel”.

Sería casi insostenible la situación de Israel si pierde el apoyo de EE.UU… Sobre todo con la constante amenaza de una guerra con Irán y Egipto.

Alon Ben-Meir, profesor de relaciones internacionales y experto en negociaciones entre Israel y los países árabes, dijo: “Este conflicto podría ser la clave de muchos otros conflictos en la región… La cuestión es que Palestina tiene una gran influencia en las relaciones entre los EE.UU. y el mundo árabe, pero se espera que el gobierno de EE.UU. haga más para poner fin a este conflicto, que ha durado ya más de seis décadas y media”.

El sitio WND, dijo que Obama ya se ha comprometido en secreto con los palestinos para presionar a Israel para una nueva ronda de negociaciones. El objetivo sería fomentar la creación de un Estado palestino, lo que exige rescatar las fronteras de 1967, es decir, Cisjordania, la Franja de Gaza y sobre todo la Jerusalén del Este.

De ocurrir esto sería un rescate que intentó el ex presidente Bill Clinton durante las negociaciones de Camp David realizadas en el 2000.
Las llamadas zonas judías de Jerusalén permanecen bajo gobierno israelí, mientras que los palestinos son responsables de la mayoría de los barrios árabes.

De acuerdo con WND, Obama prometió a los palestinos hacer campaña en su segundo mandato en la ONU para renovar la Resolución 242, que prevé un Estado palestino.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Gazeta do Povo y WND.