Israel retira sus tropas de Gaza tras tregua de 72 horas con Hamas

“El ejército se ha replegado fuera de las posiciones defensivas de Gaza en el momento de la entrada en vigor del alto el fuego”, dice el portavoz Peter Lerner mientras un oficial advierte “Si Hamas vuelve a romper la tregua y ataca, responderemos”.

  • Israel    
  • 6 ago 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Como estaba marcado en el guión inicial, Israel y el grupo islamista Hamas inician la tregua de la mano del mediador egipcio. Más allá de la importancia que supone el cese de las hostilidades y ataques, el alto el fuego de 72 horas abre una ventana para intensas negociaciones sobre una tregua y la situación de la Franja de Gaza.

Tras anunciar la neutralización de los 32 túneles de Hamas que halló en las últimas dos semanas y que servían para penetrar en su territorio, Israel ha retirado todas sus tropas de la Franja de Gaza.

“El ejército se ha replegado fuera de las posiciones defensivas de Gaza en el momento de la entrada en vigor del alto el fuego”, dice el portavoz Peter Lerner mientras un oficial advierte “Si Hamas vuelve a romper la tregua y ataca, responderemos”.

El Ejército israelí ya había retirado la mayor parte de sus fuerzas en Gaza entre el sábado y el domingo, aunque aún quedaba un contingente de infantería y de blindados en el sur de la Franja, alrededor de la ciudad de Rafah.

Cinco minutos antes del inicio del alto el fuego, las milicias palestinas han disparado más de 20 proyectiles contra varias ciudades del sur y centro de Israel, incluyendo la zona de Jerusalén.

Los cohetes-interpretados por los medios como “salva de despedida” de Hamas antes de la tregua- cayeron en campo abierto o fueron neutralizados por la batería defensiva “Cúpula de Hierro”.

Uno de los proyectiles disparados desde Gaza impactó cerca de la ciudad palestina de Belén (Cisjordania). Tras estos ataques, el ejército israelí atacó varios objetivos palestinos sin provocar víctimas. A partir de las ocho de la mañana, calma total e inédita tras 29 días de escalada.

La retirada de las tropas israelíes de la Franja era uno de los requisitos de Hamas y el resto de facciones palestinas para aceptar una tregua que terminó de coser el jefe de los servicios secretos de Egipto, Mohamed al Tohami tras reunirse con los líderes palestinos y dialogar con Israel.

Asimismo, la retirada de soldados evita posibles fricciones con milicianos que podrían poner en peligro un alto el fuego que inicia su camino bajo el escepticismo.

Pero hay tres factores que garantizan mayor éxito que los anteriores intentos de tregua: Egipto ha puesto su compromiso, mediación y honor en este acuerdo, las 72 horas no son sólo humanitarias sino servirán para entablar negociaciones y sobre todo que Hamas e Israel no tenían mejor opción para salir del sangriento laberinto.

“Doy la bienvenida al alto el fuego de 72 horas y hay que hacer todos los esfuerzos para mantener la tregua”, afirma el presidente palestino y líder de Al Fatah, Abu Mazen. Un dirigente que debe ser clave en la compleja negociación entre Israel, Egipto y Hamas.

29 días después de que Israel lanzara la ofensiva “Margen Protector” en respuesta al creciente lanzamiento de proyectiles de Hamas contra el sur de su país, el balance de Gaza registra más de 1800 muertos, 9500 heridos y 400.000 desplazados que gradualmente vuelven a sus casas. Muchas de éstas ya no existen o han sido dañadas por los combates y sobre todo por los masivos ataques israelíes. Mientras los palestinos afirman que el 75% de los muertos son civiles, el ejército israelí indica que “más de 900 terroristas han muerto en la operación”.

En Israel, por su parte, han muerto 64 soldados y tres civiles (dos israelíes y un tailandés) mientras 150 heridos siguen en los hospitales. Las bajas del ejército-ya sea en su ofensiva terrestre o como resultado de los proyectiles de mortero en el sur de Israel- son las más altas desde la guerra contra el grupo chii Hizbulá en el Líbano en el 2006.

Por tierra, aire y mar, Israel ha golpeado duramente la infraestructura de túneles y proyectiles de Hamas y Yihad Islámica (grupo financiado y armado completamente por Irán) aunque a diferencia de la operación Pilar Defensivo (2012) no ha conseguido matar a ningún jefe destacado del brazo armado de Hamas.

El gran perjudicado ha sido evidentemente la población de Gaza ya sea por el elevado número de civiles muertos, por la destrucción especialmente en zonas como Shujayia, Beit Janun o Rafah y por la crisis humanitaria.

Por otro lado, el 80% de los ocho millones de israelíes han estado un mes entre sirenas y refugios bajo el alcance de los proyectiles de las Brigadas Azzadin Al Qassam. Sin duda, uno de los grandes éxitos de Hamas cuyo liderazgo político y armado ha evitado las bombas al estar escondido en uno de los miles de túneles y búnkers que forman la “otra Franja de Gaza”.

Fuente: AFP