Israel llama al consejo de seguridad después de la amenaza de “intifada”

El grupo terrorista palestino Yihad Islámica se atribuyó la responsabilidad por el ataque. En la página de Facebook de Halabi, un mensaje publicado puede ser un presagio de lo que se avecina.

  • Israel    
  • 5 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL.- Un palestino apuñaló y mató a dos personas en la Vieja Ciudad de Jerusalén el pasado sábado 3. También dejaron herida a una mujer y un niño de sólo dos años. El portavoz y policía Micky Rosenfeld, explicó que los terroristas se acercaron a un grupo de judíos que iba a orar al Muro de Lamentaciones.

Aaron Bennett (24) fue asesinado con un puñal, una mujer y un niño resultaron heridos. Todos ellos eran de la misma familia.

También golpearon a Nahmia Lavi (de 41 años) que estaba con ellos. Luego dispararon contra un grupo de turistas.

La policía actuó rápidamente y mató al palestino Muhannad Halabi -de 19 años-, momentos después del ataque. El niño está bien, pero la mujer herida, sigue hospitalizada y en estado crítico.

El grupo terrorista palestino Yihad Islámica se atribuyó la responsabilidad por el ataque. En la página de Facebook de Halabi, un mensaje publicado puede ser un presagio de lo que se avecina.

“Por lo que veo, la tercera Intifada ha comenzado”, escribió un día antes de atacar a los judíos. La actividad delictiva se produjo tres días después de que el presidente palestino hizo una amenaza de guerra contra Israel en plena Asamblea General de la ONU.

El joven justificó sus acciones citando el reciente mes de tensión alrededor del Monte del Templo, que se tradujo en el conflicto y la invasión parcial por la policía israelí en la mezquita de al-Aqsa.

El grupo terrorista Hamas, que domina la Franja de Gaza, emitió una declaración llamando el ataque de Halabi de “heroico” y animando a lo que él llama la “resistencia contra los soldados y los colonos israelíes”. Destacó además que “nuestra gente está dispuesta a morir, a sacrificarse para defender las sagradas mezquitas”.

Horas después, ocurrieron dos muertes en Jerusalén, los palestinos atacaron una ambulancia israelí que llevaba a un paciente en estado crítico. Curiosamente, dentro iba un árabe que fue apuñalado por otro árabe, que pensaba que era judío.

Este es el segundo incidente entre judíos y palestinos con muertes esta semana. Una joven pareja de colonos judíos fue asesinada frente a sus cuatro hijos en una carretera en Cisjordania.

El Ejército israelí continúa la búsqueda de los asesinos que son diez palestinos heridos en un enfrentamiento el sábado. Según informes de prensa, los soldados judíos dispararon balas de goma cuando un grupo de palestinos los atacó.

El pasado sábado 3, el primer ministro Benjamin Netanyahu convocó una reunión de emergencia con el consejo nacional de seguridad. Según informes de prensa, está aumentando la presión sobre Israel por lo que necesita tomar medidas drásticas para garantizar la seguridad de la población.

Ayer domingo, una serie de incidentes ocurrieron en el país. Judíos fueron atacados con bombas caseras. Dos cohetes fueron disparados desde la Franja de Gaza, alcanzando el sur de Israel, pero no causaron muertes.

Los analistas ya están comparando la situación esta semana con el inicio de la última guerra en el país, como ocurrió con la muerte de estudiantes judíos jóvenes en manos de Hamas en julio de 2014. El gobierno israelí tomó represalias y la violencia se llevó a un enfrentamiento militar que duró 50 días. En total, 2.157 palestinos murieron y 73 israelíes.

Intifada: Es una serie coordinada de ataques palestinos. La primera tuvo lugar en 1987. La segunda empezó desde finales de 2000 hasta principios de 2005, los ataques suicidas y los conflictos armados ocurrieron en los llamados territorios ocupados de Cisjordania y la Franja de Gaza. Entre combatientes y civiles, se estima que más de 3.000 palestinos y casi 1.000 israelíes y 64 extranjeros murieron en esa época.