Obama quiere utilizar ONU para entregar Jerusalén a palestinos

El presidente estadounidense, puede ser el nuevo Secretario General de las Naciones Unidas

  • Israel    
  • 10 mar 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE. UU.- Con unos 10 meses restantes de mandato, el presidente de EE.UU. Barack Obama ya estaría planeando sus “próximos pasos”. Según el Washington Times, él estaría promoviéndose para convertirse en el nuevo Secretario General de las Naciones Unidas.

En el último día de 2016, cierra el segundo mandamiento el surcoreano, Ban Ki-moon, al frente de la organización. La Asamblea General tendrá lugar en septiembre. Los Estados miembros entrevistarán a los que se lancen como candidatos.

Una de las demostraciones de fuerza que el presidente de Estados Unidos estaría presentando sería una “solución final” para el conflicto de Israel y Palestina.

De acuerdo con un informe de The Wall Street Journal, Obama está tratando de iniciar una reanudación del proceso de paz entre Israel y la Autoridad Palestina. Por eso, necesita tener en cuenta el uso de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, cuyos miembros permanentes son China, Francia, Rusia, Estados Unidos y el Reino Unido.

El martes (8), el vicepresidente Joe Biden llegó a Israel, donde se reunirá en los próximos días con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu y Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina.

Recientemente, el primer ministro israelí canceló su viaje anual a los EE.UU., lo que debería ocurrir a finales de este mes. Los funcionarios israelíes informan que esto ocurrió en parte por la negativa de Obama a reunirse oficialmente con Netanyahu. Su relación nunca fue muy buena y se agravó tras la firma del acuerdo nuclear con Irán.

The Wall Street Journal reveló que el plan descrito por funcionarios estadounidenses da cuenta de que Obama intentará reunir un cuerpo diplomático incluidos los EE.UU., la ONU, la Unión Europea y Rusia. Su objetivo sería presionar la entrega de Jerusalén Este como capital de Palestina.

Los palestinos, por su parte, reconocerían a Israel como un Estado judío y terminarían con su necesidad de retorno a las alegaciones de los llamados “refugiados palestinos”. La solución de los dos Estados se basaría en la línea de tregua de 1949 establecida entre los ejércitos de Israel y sus vecinos árabes.

Serían parte de la propuesta de cambio de las tierras para “compensar” los asentamientos israelíes construidos desde 1967.

Mientras que el gabinete de Netanyahu se negó a comentar sobre los planes de la Casa Blanca autoridades palestinas dijeron que les gustaría que la “intervención del Sr. Obama antes de que termine su mandato”.

“Durante los próximos 10 meses, el presidente Obama puede ser el salvador de la solución de dos Estados o enterrarlos de una vez,” dijo Husam Zomlot, un asesor de Abbas.

Si depende de los demás miembros del Consejo de Seguridad, Israel tendrá grandes dificultades en cuanto a los planes de Obama. Sólo el Reino Unido se ha mantenido neutral.

El 21 de enero, el presidente de China, Xi Jinping, en declaraciones a la Liga Árabe en El Cairo, afirmó que Beijing apoya la creación de un Estado palestino dentro de las fronteras anteriores a la guerra de 1967, con Jerusalén Este como su capital. También se entregó cerca de 7,6 millones de dólares a los líderes del gobierno palestino.

Una semana más tarde, Francia anunció que va a reconocer a Palestina como un estado independiente este año.

Hace un poco más de un año, el presidente ruso, Vladimir Putin, en su discurso ante la cumbre de los miembros de la Liga Árabe, dijo que Rusia ayudará a Palestina para lograr su objetivo de convertirse en un Estado independiente con su capital en Jerusalén Este.


Original

Original

Original