nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

ONU: Judíos no tienen “lazos” con Monte del Templo en Israel

A juzgar por la decisión de hoy, la ONU va a terminar cediendo a la presión e intervenir en territorio israelí, obligando al reconocimiento de Palestina como Estado independiente cuya capital sería Jerusalén Oeste.

  • Israel    
  • 18 oct 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

PARÍS, FRANCIA. – La UNESCO, la agencia de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura anunció que el Monte del Templo en Jerusalén, “no tiene conexión” con los judíos. La resolución única de nombres musulmanes asociados a los lugares sagrados de la Antigua Ciudad. Veinticuatro países miembros firmaron el documento y 26 se abstuvieron. Sólo los EE.UU., Reino Unido, Lituania, los Países Bajos, Estonia y Alemania votaron en contra.

La decisión fue clasificada por Israel como “antisemita y absurda”, siendo severamente criticada como “abusos de provocación que violan la santidad y la integridad” de la zona.

La determinación fue concluida en una reunión en París, reiterando una encuesta similar realizada en abril. Al pasar por alto los lazos locales históricos, la ONU virtualmente entregó el Muro Occidental [Muro de Lamentaciones] a los palestinos.

La decisión se clasificó por Israel como “antisemita y absurda”, siendo severamente criticado afirmando que son “abusos de provocación que violan la santidad y la integridad” de la zona.

Este es un duro golpe diplomático contra Israel, que podría ser anticipado después de la decisión del año pasado de la UNESCO que entregó dos lugares sagrados de los judíos para que fuera controlado por los musulmanes.

La Tumba de Raquel, cerca de Belén, y la Cueva de los Patriarcas en Hebrón, desde octubre de 2015, están en manos de los palestinos. En ese momento, la propuesta incluía el Muro de las Lamentaciones, considerándolo una extensión de la mezquita al-Aqsa. Sin embargo, fue retirada la propuesta final bajo la presión de los aliados de Israel. Un año más tarde, se aceptó ahora esta propuesta.

Según Ynet News, el Ministerio israelí de Asuntos Exteriores entregó un folleto que muestra la conexión histórica innegable de los judíos con Jerusalén. Se distribuyó a los 120 delegados permanentes de la UNESCO, cuyos países tienen relaciones diplomáticas con Israel.

Haciendo uso de la tradición, Israel buscó la ayuda incluida la Santa Sede, con el argumento de que esto también perjudicaría a los cristianos. El Vaticano no comentó nada oficialmente.

Representantes palestinos buscan, entre otras cosas, nombrar a un observador permanente de la UNESCO en Jerusalén. El objetivo sería forzar a la condena a las actividades israelíes en los territorios en disputa.

A juzgar por la decisión de hoy, la ONU va a terminar cediendo a la presión e intervenir en territorio israelí, obligando al reconocimiento de Palestina como Estado independiente cuya capital sería Jerusalén Oeste.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, protestó contra la decisión de la ONU. “El teatro de lo absurdo continúa con la UNESCO. Hoy en día, la organización tomó la decisión más extraña, diciendo al pueblo de Israel que no tiene ninguna conexión con el Monte del Templo y el Muro Occidental. Obviamente, ellos nunca han leído la Biblia”, dijo.