nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Sanedrín pide a Trump y Putin ayuda para construcción del Tercer Templo

Según el Beaking Israel News, o rabino Hillel Weiss, portavoz del Sanedrín, está confiando que ambos puedan ser como el rey Ciro, mencionado en la Biblia.

  • Israel    
  • 11 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

ISRAEL. – El Sanedrín, grupo que reúne algunos de los principales rabinos de Israel, están apelando a los líderes políticos mundiales para que los ayuden a la construcción del Tercer Templo. Ellos enviaron un mensaje nuevo al presidente de los EE.UU., Donald Trump y al presidente ruso Vladimir Putin.

Según el Beaking Israel News, o rabino Hillel Weiss, portavoz del Sanedrín, está confiando que ambos puedan ser como el rey Ciro, mencionado en la Biblia que, a pesar de no ser judío, él reconoció la importancia de Israel y del Templo y dio todo el apoyo para la restauración del sagrado local en sus días.

Durante una campaña electoral, Trump prometió que reconocería a Jerusalén como una capital de Israel. Ahora que fue electo se espera que también cumpla la promesa de trasferir la embajada de los EE.UU., que actualmente está en Tel Aviv.

David Friedman, asesor de Trump para Israel y Oriente Medio, aseguró al Jerusalem Post, el miércoles (10): “Ha sido una promesa de campaña y tiene toda la intención de cumplir con ella. Vamos a ver una relación muy diferente entre los EE.UU.

e Israel. “El nuevo representante estadounidense también avisó que será “el mejor amigo que Israel ha tenido”.

Durante su tercera visita oficial a Jerusalén en 2012, Putin visitó el Kotel (Muro de las Lamentaciones). Cuando llegó al lugar santo, el líder ruso se quedó en silencio durante unos minutos, haciendo una oración personal. Después, leyó algunos Salmos de un libro de oración ruso-hebraico.

En esa ocasión, habló con judíos ortodoxos sobre la importancia del Monte del Templo y el Templo de los judíos. Chadrei Charedim, un sitio de noticias de la comunidad judía ortodoxa, dijo en ese momento que la respuesta de Putin fue: “Vine aquí para orar por el Templo que se construirá de nuevo”.

Sobre la base de estas “promesas”, explica el rabino Weiss, el Sanedrín envió una comunicación oficial en forma de carta, que pide tanto Putin como a Trump ayudar al pueblo judío en su misión sagrada.

“Estamos preparados para reconstruir el Templo. La situación política actual, donde los dos líderes políticos más importantes del mundo apoyan el derecho de los judíos a Jerusalén como su herencia espiritual, no tiene precedentes históricos”, dice el rabino.

Hasta el momento ninguno de los dos presidentes ha respondido a la solicitud de rabinos que constituye el Sanedrín.

Templo conducirá a la paz mundial

El Sanedrín también cree que las intenciones de Putin en el sitio nunca se discutieron abiertamente porque sabía que la posición del gobierno de Obama, no tenían buenas relaciones con Israel y apoyó la entrega de Jerusalén Oriental a los palestinos.

Además de sus peticiones para el templo, los rabinos hicieron hincapié en que el apoyo al reclamo judío de Jerusalén traería beneficios a todo el mundo. “Los líderes de Rusia y los EE.UU. pueden llevar a las naciones del mundo la paz mundial mediante la construcción del templo, la fuente de la paz”, reitera Weiss. “Eso va a compensar las resoluciones vergonzosas de la UNESCO, que sólo aumentan el terror y la violencia”.

El mes pasado, las Naciones Unidas para la Educación, la Cultura y la Ciencia (UNESCO) adoptaron dos resoluciones que niegan cualquier vínculo entre la ciudad de Jerusalén y el pueblo judío, dando a los musulmanes un monopolio religioso sobre el Monte del Templo y el Muro de los Lamentos, que es la zona más sagrada en el mundo para los practicantes judíos.