nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Israel bombardea Siria: ¿una nueva guerra?

El clima es tenso en la frontera de los dos países

  • Israel    
  • 23 feb 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

SIRIA. – Un avión de combate israelí bombardeó el miércoles (22) posiciones del Ejército Árabe de Siria en las montañas de Al-Qalamun, al noroeste de Damasco, anunció el gobierno sirio. El avión de combate sobrevoló la región de Arsal Barrens, en el este del Líbano, donde se encuentran los campos del Estado Islámico y Al Qaeda.

Este es el segundo ataque de este mes.  El día 8 de febrero las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) enfrentaron posiciones sirias en los Altos del Golán, en la frontera de los dos países. El Ejército israelí aseguró que era una represalia después de que un proyectil de tanque cayera en el territorio controlado por el Estado judío.

Los analistas temen que una nueva guerra esté a punto de comenzar. De hecho, desde el comienzo de la guerra civil en Siria, en 2011, Israel hizo bombardeos ocasionales contra posiciones militares en Siria. En septiembre del año pasado, las tropas sirias afirmaron haber derribado un avión no tripulado de la Fuerza Aérea israelí, algo que fue negado por las IDF.

Lo que también hay que tener en cuenta es lo que sucede en la región, y no recibe atención por parte de los medios de comunicación. Durante la última semana, el líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, hizo varias declaraciones agresivas, dando entrevistas en la televisión iraní y los medios de comunicación libaneses.

El líder de la organización terrorista, que participa en la guerra en Siria, amenazó con atacar a Israel afirmando que “Hezbolá tendrá líneas rojas en la próxima guerra con Israel”, lo que sugiere que el objetivo principal sería el reactor nuclear de Dimona, que produce electricidad. También dijo que Israel debería pensar en “un millón de veces antes de ir a la guerra con el Líbano”.

La semana pasada, el presidente libanés, Michel Aoun, defendió a Hezbolá, diciendo que las armas del grupo militar son “parte esencial” en defensa del Líbano contra Israel. “Mientras el territorio está ocupado por Israel, el ejército no es lo suficientemente potente como para luchar contra Israel, sentimos la necesidad de mantener las armas de la resistencia para complementar el ejército”, dijo Aoun, a la cadena de televisión egipcia CBC.

Él se refería a los Altos del Golán, que fueron recuperados por el ejército israelí en 1967, durante la Guerra de los Seis Días. La única región fue anexada por el gobierno israelí en 1981. Esta región incluye alrededor de dos tercios de las colinas y el Monte Hermón. Desde la década de 1980, después del alto al fuego entre Israel y Siria, el lugar comenzó a funcionar como límite entre los dos países.

Durante la reciente reunión del primer ministro Benjamin Netanyahu con el presidente Donald Trump, Israel pidió a los EE.UU. que reconozca su soberanía sobre el lugar, pero la solicitud no fue aceptada.

Con el caos que vive Siria, grupos radicales como el Estado Islámico Hezbolá ya establecieron un campamento a unos 15 kilómetros de la frontera con Israel y han lanzado cohetes y morteros contra el territorio israelí.

En los últimos días, los yihadistas de EI tomaron Tseel, Sahem al Golán, Adwan y Tel Jamoua. Ocupados en otros frentes de batalla, el ejército sirio fue tomado por sorpresa y no tenía fuerzas para luchar.

La frontera sur de Siria vive una situación tensa

En abril del año pasado, Netanyahu admitió que las IDF realizaron ataques contra el territorio sirio. A finales de 2016, el ministro de Defensa, Avigdor Liberman admitió que Israel atacó objetivos en Siria para impedir el contrabando de armas de Hezbolá.

Ahora que Hezbolá ha anunciado la compra de misiles anti-buques sofisticados procedentes de Rusia, la amenaza velada es contra los campos de gas de Israel en el Mar Mediterráneo y la marina israelí.

La posesión de misiles Yakhont fue revelada por oficiales de inteligencia occidentales durante la Conferencia de Seguridad de Munich, donde los líderes y ministros de defensa de varios países se reunieron para discutir los problemas de seguridad importantes.

Los medios israelíes informaron que el ataque israelí de este miércoles, que fue en territorio sirio, tenía como objetivo precisamente un cargamento de armas a Hezbolá

Israel y Hezbolá libraron una intensa guerra de 33 días en 2006. Ella llegó a su fin después de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que pidió el desarme del grupo libanés, lo que nunca ocurrió.